Un río de libros iluminados inunda las calles de Toronto

Implantación de libros iluminados en Toronto.

El centro de la ciudad se convirtió en un río formado por 10 000 libros. El nombre del proyecto es Literature vs Traffic realizado por el colectivo español Luzinterruptus. 

Un río de libros iluminados inunda las calles de Toronto

“Un pueblo que no lee está condenado a la extinción”

Mempo Giardinelli

 

Hace unos días Toronto apareció inundada de libros, para la ocasión de la Noche Blanca, un festival de arte que tiene lugar durante la noche en la ciudad canadiense. El centro de la ciudad se convirtió en un río formado por 10 000 libros. El nombre del proyecto es Literature vs Traffic realizado por el colectivo español Luzinterruptus, artistas anónimos especialistas en instalaciones culturales en el espacio urbano, 12 días de trabajo fueron necesarios para la instalación  junto con 50 voluntarios.

Los libros han sido donados por libreros, a los que han añadido unas luces led, creando una imagen bellísima, un espectáculo visual para los amantes de los libros. Este colectivo dice: “Reproducir este proyecto tenía para nosotros un sentido especial. Queremos que la literatura se apodere de las calles y conquiste los espacios públicos, ofreciendo libremente a los transeúntes un lugar sin circulación, donde durante unas horas puedas sucumbir al poder de la palabra escrita.”

 

Gracias a este colectivo la ciudad se iluminó de cultura, y es que los libros tomaron el poder de las calles, para que los ciudadanos pudieran sentirse sumergidos en un río de papel y palabras, un maravilloso espectáculo de hojas y letras iluminadas, en el que los transeúntes podían hacerse fotos, coger un libro, leerlo y llevárselo a su casa. 

Cada vez que leo noticias sobre el fomento de la lectura me ilusiono mucho, es concienciar a las personas del valor que tiene un libro en esta era digital. Estamos viviendo la época de la inmediatez y de la lectura "fast book",  sumergidos todo el día en la pantalla de nuestros teléfonos, dejando a un lado el ritual de abrir un libro, lentamente y saborearlo con calma, disfrutando de una lectura pausada. Los libros son la luz de un pueblo, ellos iluminan las mentes y los rostros de quien los lee. 

Un río de libros iluminados inunda las calles de Toronto
Comentarios