Un repaso por todos los momentazos de los Óscar 2017

3423434
Jordan Horowitz anunciando a 'Moonlight' como la ganadora. / Capture de YouTube.

Se esperaba unos premios elegantes y algo aburridos, la entrega de los galardones de la Academia no suelen ser muy emocionantes, pero la pasada noche ocurrieron unos cuantos episodios que se quedarán grabados en nuestra memoria.

Un repaso por todos los momentazos de los Óscar 2017

Con la gala número 89 de los premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas hay que comenzar hablando desde el final hasta el comienzo. La razón yace en el garrafal error que cometieron con los sobres del premio más esperado de la noche, el de la mejor película.

Jimmy Kimmel, presenta a dos leyendas del cine, Warren Betty y Faye Dunaway, quienes hace años protagonizaron la película 'Bonnie & Clyde' y cuenta la historia de dos ladrones muy conocidos de la cultura estadounidense. Ahora bien, como si los actores estuvieran reviviendo sus días interpretando a los malos y traviesos ladrones, sucede lo inesperado y se anuncia al ganador equivocado.

Warren Betty era quien tenía el sobre, es quien lo abre y se queda estupefacto al leerlo, rebusca dentro de el a ver si hay algo más, mira a Faye y no termina de leer lo que dice en la tarjeta, todo el mundo se ríe por la travesura del buen Betty, pero su cara no cambia; así que procede a darle el sobre a su compañera y ocurre el error garrafal, Faye anuncia a 'La La Land' como la gran ganadora y a todas estas Warren continua con su cara de no saber en dónde estaba parado.

 

Entonces sucede lo normal dentro de la gala, el público aplaude y los galardonados proceden a subir, claro está, acompañados de todo el equipo que hizo posible que la película se hiciera realidad. Ya en el escenario, los productores se turnaban para dar sus respectivos discursos, pero algo pasa, hay alguien que no pertenece al cuadro, un hombrecito, con audífonos y micrófonos que está chequeando las tarjetas, el hombre se ve molesto y preocupado, procede a explicar lo sucedido, a estas altura Kimmel se ha unido al grupo y la cara de Emma Stone lo dice todo. Es Jordan Horowitz, uno de los productores de 'La La Land', quien decide tomar el timón y anunciar que 'Moonlight' es la verdadera ganadora como mejor película.

El público queda en shock, las estrellas de Hollywood no se lo creen, los ganadores no se lo creen, Damien Chazelle tampoco se lo cree. Kimmel y Betty se acercan a explicar que fue lo que ocurrió, resulta que el encargado de repartir los sobres, entregó la réplica que correspondía al de mejor actriz, en donde se leía que la ganadora era ‘Emma Stone por La La Land’; Betty aclara que no estaba intentado ser cómico, es que realmente no entendía lo que pasaba, y claro está, cuando Faye leyó la tarjeta, lo primero que vio fue ‘La La Land’ y por eso la anunció como la ganadora.

Los protagonistas de 'Moonlight' subieron muy emocionados a recoger su premio, el público igualmente los aplaudió por su gran logro y los productores agradecieron al equipo de 'La La Land' por reconocer elegantemente el error. Esto jamás había ocurrido en la historia de los premios Óscar, pero siempre hay una primera vez para todo, y a más de uno se le habrá pasado recordar el momento en que se anunció a la Miss Universo equivocada; son errores humanos, un poco grandes dada la magnitud de los eventos, pero al fin y al cabo se hace justicia y los verdaderos ganadores suben a recibir su premio.

Jimmy Kimmel debería de volver

 

Ahora bien, el presentador del evento tiene un largo recorrido en la industria, era su primera vez en los Óscar y a la final anunció que no volvería. Cosa que no debería de ser, la presentación de Kimmel fue excelente y ayudo a llevar muy bien una noche que usualmente solo tiene de emocionante las categorías grandes en las que no se sabe quién puede ganar, por ejemplo este año era un verdadero misterio quien sería la mejor actriz.

El humor estadounidense en estos eventos por lo general es un poco ácido y se concentra en resaltar los momentos vergonzosos de las estrellas. Kimmel hizo un poco de eso, pero sin rayar en lo molesto, fue respetuoso, divertido y versátil para dirigir la ceremonia. Cuando fue anunciado el gran error, junto a Betty, le decía que aunque no lo haya querido, realmente fue gracioso y lo señalaba de una manera muy cómica, además asegura que sabía que todo sería un desastre y así lo fue. Pero lejos de eso, Kimmel se encargó de repartir comida de una manera muy inesperada, llevó a unos turistas para que saludaran a las estrellas nominadas como si estas fueran los animales de un zoológico, abrió otro capítulo de su guerra pública en contra de Matt Damon, le escribió públicamente a Trump vía Twitter y le hizo saber a Meryl Streep lo sobrevalorada que era. Algunas de las joyas que lanzó fueron:

"‘La La Land’, de Damien Chazelle, tiene catorce nominaciones. Una por cada año que ha vivido. Esta noche es muy importante para él, si gana podrá ir a la Universidad que elija".

"Meryl Streep, no estaba ni en una peli este año, simplemente hemos puesto su nombre. Aplausos absolutamente inmerecidos por favor. Bonito vestido por cierto, ¿es un Ivanka?”

"En ese espíritu de unir a las personas, reconozco que hay alguien con quien tengo problemas. Conozco a Matt Damon desde hace mucho. Cuando conocí a Matt, yo era el gordo".

Unos premios medianamente políticos

Muchos esperaban referencias en cuento a las políticas de Donald Trump, en especial, de parte de los discursos de los ganadores. Pero no fue así, la mayoría agradeció a sus familias, equipo o amigos. Optaron por animar a sus seguidores a perseguir sus sueños y a seguir creyendo en el amor.

Tal vez, la alfombra roja fue más implacable gracias a las cintas azules que portaron algunas de las estrellas, se trata de una iniciativa de la American Civil Liberties Union (ACLU), que busca defender los derechos y libertades individuales de cada persona que las políticas de Donald Trump pretenden violentar. Entre las estrellas que se atrevieron a llevarlo estuvieron Ruth Negga o Emma Stone, nominada y ganadora en la categoría de mejor actriz del año, y la siempre espectacular modelo Karlie Kloss, la novia del hermano del esposo de Ivanka.

 

Así mismo, Gabriel García Bernal fue presentador junto a la joven Hailee Steinfeld de un premio menor, sin embargo aprovecho para aclarar su posición como latino y trabajador en el suelo estadounidense, "como mexicano, como latinoamericano, como trabajador emigrante y como ser humano estoy en contra de los muros que nos separan”, un pequeño gesto que fue aplaudido y agradecido por aquellos que esperaban un poco más de ataques en contra de las políticas de Trump.

Por otro lado, quizás el momento en el que se hizo sentir más fuertemente el veto migratorio, fue cuando se anunció a la ganadora como mejor película de habla no inglesa. The Salesman es una película del director iraní Asghar Farhadi, que decidió no asistir a la ceremonia por respeto a sus compatriotas y a los miembros de su equipo que tampoco podrían ir hasta Estados Unidos, al anunciarse como ganadora, quien subió fue una representante del director que leyó una carta explicando sus motivos, agradeciendo a la Academia y pidiendo respeto y unidad.

Las figuras de antes asumen protagonismo

Además de Warren Betty y Faye Dunaway, otras leyendas subieron al escenario para ser aplaudidas y presentar algunos premios. Meryl Streep, que también estaba nominada subió junto a Javier Bardem; Charlize Theron hizo lo propio con la maravillosa Shirley MacLaine y Seth Rogen fue la envidia de muchos al subir al escenario con Michael J. Fox, el eterno protagonista de ‘Volver al Futuro’, y quienes llegaron en nada más y nada menos que un DeLorean, y Rogen portando esos fantásticos deportivos futuristas.

Con todo y estas estrellas del cine del viejo Hollywood, la más aplaudida y brillante en el escenario fue una mujer que literalmente ayudó a que el hombre tocara las verdaderas estrellas, Katherine Johnson de 98 años estuvo en el Óscar para recibir un pequeño homenaje de parte del público. Fue presentada por las protagonistas de ‘Hidden Figures’ y su presencia fue para hacerle saber lo agradecida que estaba la humanidad por sus logros, aunque haya llegado un par de años tarde.

Los Óscar 2017 fueron emocionantes, reivindicativos, con los ganadores esperados y con una gala amena. 'Moonlight' es la mejor película del año, pero 'La La Land' se llevó 6 de las 14 estatuillas por las que optaba, incluyendo mejor director y mejor actriz protagonista. Esto demuestra que los sueños son muy importantes, pero aun así no hay que olvidar la realidad y lo que pasa en el mundo, y 'Moonlight' es quien cumple con esa regla. Viola Davis ganó finalmente su esperado Óscar, ninguna sorpresa aquí, tampoco lo fue el triunfo de Casey Affleck que no encontró palabras para expresar su felicidad.

Los aparatos musicales se los llevó 'La La Land' y la mejor película animada fue 'Zootópia'. Por su parte, 'Escuadrón Suicida' indignó a muchos al ganar en la categoría de mejor maquillaje y peluquería, pero al contrario muchos se alegraron que al fin una película del universo de Harry Potter obtuvo una estatuilla aunque sea como mejor vestuario gracias a ‘Animales Fantásticos y en donde encontrarlos’. En definitiva, fueron unos premios interesantes, para todos los gustos y lleno de reacciones disparatadas, alegres, estupefactas e inesperadas.

 

Un repaso por todos los momentazos de los Óscar 2017
Comentarios