El Reino Unido vuelve al confinamiento por el incremento de casos por la Covid-19

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. / RR SS.
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido. RR SS.
El primer ministro Boris Johnson anuncia la medida, que entra en vigencia a partir de este miércoles hasta mediados de febrero, para bloquear la propagación de la nueva cepa del virus en Londres. 
El Reino Unido vuelve al confinamiento por el incremento de casos por la Covid-19

El Reino Unido ha iniciado el 2021 con un panorama difícil e incierto. El primer ministro, Boris Johnson, anunció que el país vuelve a un confinamiento obligatorio hasta mediados de febrero. Esto, con la intención de bloquear a la nueva cepa de la Covid-19 que se sigue propagando con bastante velocidad y pondría, eventualmente, poner en jaque el sistema sanitario. "Es frustrante y alarmante ver la velocidad con la que se esparce", ha dicho Johnson en un mensaje difundido la noche de este lunes.

El inquilino de Downing Street, quien subestimó el impacto del virus y, como consecuencia, también terminó infectado, sustentó la nueva medida impuesta  con un listado de cifras que reflejan la complicada situación que enfrentan. Johnson mencionó que las hospitalizaciones han crecido en casi un tercio desde la semana pasada y superan las 27.000 personas. Además, los récord de contagios -el pasado 29 de diciembre registró 80.000- y muertes -un 20 por ciento desde la semana pasada- siguen con una tendencia al alza. 

“Tristemente, continuarán aumentando”, mencionó Johnson. El líder conservador apuntó que las personas deberán permanecer en sus casas y solo podrán salir en contadas excepciones. “Para comprar artículos esenciales, trabajar si no lo pueden hacer desde sus casas, hacer ejercicio, recibir tratamiento médico o escapar de situaciones de abuso doméstico”, señaló. En este plan se le incluye, asimismo, a las escuelas primarias y secundarias que funcionarán de manera remota, con la salvedad de los hijos de trabajadores esenciales y niños vulnerables.

Las medidas anunciadas por Johnson entran en vigencia a partir de este miércoles. Ese día, por cierto, la Cámara de los Comunes sesionará de manera remota para certificar lo decidido por el primer ministro, quien ya recibió el respaldo de la oposición con diferentes matices. El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, señaló que estaba de acuerdo con Johnson, mientras que Ed Davey, líder de los Liberales Demócratas, cargó contra el primer ministro al indicar que “evitaba las decisiones difíciles y actuaba demasiado tarde”.

Mientras en Downing Street se optó por estas medidas, el plan para inmunizar a la población contra la Covid-19 sigue en marcha. Horas antes del anuncio de Johnson, en Londres se comenzó a aplicar la vacuna producida por Pfizer y BioNtech. Un hombre de 82 años, Brian Pinker, quien que está en el grupo de riesgo al necesitar diálisis, fue el primero en recibir la dosis. Se tiene proyectado las vacunaciones aumentarán porque ya hay un lote asegurado de  cien millones de dosis del preparado de Oxford/AstraZeneca, lo que permitirá vacunar a 50 millones de personas, que necesitarían una segunda dosis. 

Esto, finalmente, permitiría darle lucha al virus que vuelve a golpear al Reino Unido, tal como ocurrió el año pasado. Según la Universidad John Hopkins (Estados Unidos), hay más de 2,7 millones de casos positivos de la Covid-19 y 75.44 muertes. Un panorama que, sin duda, podría agudizarse más con la nueva cepa originada al norte de Londres. @mundiario

El Reino Unido vuelve al confinamiento por el incremento de casos por la Covid-19
Comentarios