Recorrido por las carreteras más peligrosas del mundo

Carretera peligrosa en La Cumbre-Yolosa, La Paz, Bolivia. / Marco Antonio
Carretera peligrosa en La Cumbre-Yolosa, La Paz, Bolivia. / Marco Antonio

Zona Regalo ha reunido las rutas de mayor riesgo del mundo en una infografía en la que se pueden apreciar los diferentes factores que influyen a su peligrosidad.

Recorrido por las carreteras más peligrosas del mundo

Zona Regalo ha reunido las rutas de mayor riesgo del mundo en una infografía en la que se pueden apreciar los diferentes factores que influyen a su peligrosidad.

En España se ha puesto mucho empeño en reducir al mínimo la tasa de mortalidad por accidentes de tráfico y ahora es uno de los referentes de la Unión Europea, pero en otros lugares del mundo una sola carretera puede generar tanta siniestralidad al año como todo un país civilizado. Zona Regalo ha reunido las rutas de mayor riesgo del mundo en una infografía a la que se puede acceder al final de este artículo y en la que se pueden apreciar los diferentes factores que influyen a su peligrosidad.

Lo primero que a uno se le viene a la cabeza posiblemente sea una ruta sinuosa y estrecha, con el piso en malas condiciones y en una zona remota del planeta. El mejor ejemplo de este tipo de carretera es la que une La Paz con Coroico en Las Yungas, Bolivia. El hecho de que sea conocida como el ‘Camino de la Muerte’ ya indica que estos 70 kilómetros bordeados por un desfiladero no hay que tomárselos a broma. La vía de doble sentido es a menudo demasiado estrecha para el paso de dos vehículos y la escasa visibilidad en las curvas todavía se complica más con la niebla frecuente.

Todo ello ha convertido a esta carretera de Bolivia en una de las más peligrosas del mundo, pero no es la única. Con un perfil similar aparecen los paso de Nanga Parbat y Zoji La. El primero conduce en Pakistán a la novena montaña más alta del mundo y apenas ha sufrido cambios desde que los lugareños la construyeron siglos atrás; mientras que el segundo, situado entre Ladakh y Cachemira, es quizá el tramo de carretera más peligroso del Himalaya. Lo que diferencia a Zoji La del resto es que se trata de un paso muy transitado y, por ello, cuenta con un cuerpo especial de mantenimiento durante los meses más hostiles.

Otro de los factores que influyen notablemente en la peligrosidad de una carretera es el resto de la gente que la transita. El tramo que conduce en Kenia desde Nairobi a Nakuru está considerado como el más peligroso de África, continente con una media de accidentes ya de por sí muy elevado. La amenaza aquí no solo es el continuo tránsito de personas y animales que cruzan la calzada, sino también el elevado número de conductores ebrios que viajan por el lugar. El hombre también supone un serio peligro en la BR-116 de Brasil, pero en este caso se debe a la alta tasa de delincuencia, a lo que se suma la mala condición del asfalto por las condiciones climatológicas.

La excesiva soledad también puede suponer un peligro a tener en cuenta. Ese es el caso de la carretera James Dalton, en Alaska. El osado viajero que recorra sus 666 kilómetros solo se encontrará con tres pequeñas poblaciones de apenas unas decenas de habitantes, por lo que es obligatorio avituayarse con combustible extra y un buen surtido de piezas de recambio.

Para conocer más de estas y otras carreteras de máxima peligrosidad, puede ver el gráfico que aparece en este enlace.

Recorrido por las carreteras más peligrosas del mundo
Comentarios