Buscar

MUNDIARIO

Un rebrote en Aragón fuerza el retroceso de varias comarcas a la fase 2

El Ministro de Sanidad ha asegurado que se está haciendo un seguimiento “muy especial” de la situación, aunque ha considerado que el brote “está en vías de ser controlado”.

Un rebrote en Aragón fuerza el retroceso de varias comarcas a la fase 2
Sanitarios atendiendo enfermos. / Mundiario
Sanitarios atendiendo enfermos. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Los brotes en la Comunidad de Aragón obligan a retroceder en la desescalada y ordena el retorno a la fase 2 en tres comarcas de Huesca, en lo que supone el primer retroceso desde la entrada, este domingo, de toda España en la nueva normalidad.

Los 67.700 habitantes de Cinca Medio, Bajo Cinca y La Litera, todas comarcas oscenses colindantes con la provincia catalana de Lleida, deben retornar a la fase 2 de la desescalada tras detectarse varios brotes de la Covid-19 en las localidades de Binéfar, Zaidín, Fraga y Monzón.


También te puede interesar

Madrid detecta nuevo brote de coronavirus en una residencia y suspende las visitas


Asimismo, los episodios infecciosos se han producido, sobre todo, entre trabajadores de explotaciones de recogida de fruta, pero también se han detectado brotes en el ámbito familiar.

La vuelta a la fase 2 implica aforos limitados al 50% en locales de restauración (sin uso de la barra) y a un tercio en las piscinas. Por otra parte, el Gobierno de Aragón ha instado a limitar los desplazamientos hacia y desde estas comarcas, pero no puede prohibir la movilidad porque el estado de alarma ya decayó y no tienen competencia para ello.

“Frente a una tendencia decreciente sostenida en las últimas semanas, la aparición de casos en los últimos días ha multiplicado entre 10 y 20 veces la incidencia en las tres comarcas.

El aumento de casos e incidencia no es preocupante por ahora en términos de gravedad o de capacidad del sistema sanitario. Sin embargo, sí que supone un aumento de la transmisibilidad de la enfermedad en la comunidad”, ha explicado la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

Para el el director general de Salud Pública de Aragón, Francisco Javier Falo, los brotes se han producido entre gente “joven, la mayoría asintomática o con signos muy leves”, pero ha reclamado que no se banalice la enfermedad por la levedad de los casos.

Los casos detectados rondan ya el medio centenar y se espera un aumento importante de nuevos diagnósticos en las próximas horas. El grueso de los casos se circunscriben a los trabajadores del campo. En plena campaña de recogida de la fruta, el Gobierno de Aragón ya cerró la semana pasada una empresa hortofrutícola en Zaidín tras detectar los primeros 14 infectados.

Esa empresa se ubica a 11 kilómetros de Fraga, capital del Bajo Cinca, donde ya a principios de junio se detectó otro brote entre temporeros de la fruta. El brote de Zaidín, sin embargo, se ha extendido a las comarcas de La Litera y Cinca Medio porque algunos de los trabajadores contagiados residen en esas zonas. “

En este último caso, la incidencia es más baja”, ha explicado Falo. Este lunes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, había informado que el brote producido en la explotación hortofrutícola se detectó precozmente y se actuó con “mucha contundencia”.

El Ministro de Sanidad ha asegurado que se está haciendo un seguimiento “muy especial” de la situación, aunque ha considerado que el brote “está en vías de ser controlado”, y ha confiado en que el retroceso a la fase 2 sea “suficiente”. Además, ha señalado que el resto de brotes activos en toda España, unos 11 en total, están controlados y ha insistido que el que más preocupa al ministerio es el de Aragón. @mundiario