Buscar

MUNDIARIO

Por esta razón la población mundial disminuirá por primera vez en siglos

Un estudio pronostica que para finales de este siglo el mundo tendrá 8.800 millones de habitantes, es decir, unos 2.000 millones menos de lo que ha proyectado la ONU.

Por esta razón la población mundial disminuirá por primera vez en siglos
Población. / Pexels.
Población. / Pexels.

Ibed Méndez

Periodista.

La población mundial disminuiría por primera vez en siglos por una razón concreta: la caída de la fertilidad. Así lo ha dejado claro un estudio firmado por investigadores del el Instituto de Medición y Evaluación de la Salud, dependiente de la Universidad de Washington, que pronostica que para finales de este siglo el mundo tendrá 8.800 millones de habitantes, es decir, unos 2.000 millones menos de lo indican las proyecciones de la ONU.

El estudio, publicado por la revista The Lancet, detalla que la población mundial alcanzará un máximo de 9.700 millones de personas para 2064, antes de registrar un importante descenso: para el año 2100, al menos 183 países no alcanzarán las tasas de “nivel de reemplazo” para mantener el volumen de la población actual.

En este punto, los especialistas destacan que la caída en el número de habitantes en el mundo obedece principalmente a dos razones: el aumento del nivel educativo de las mujeres y el acceso a los anticonceptivos.


Quizás también te interese:

La inmigración será un factor clave para mantener la población


 

En concreto, los datos apuntan a una media de 2,1 nacimientos por mujer, lo que provocaría que en algunos países la población se reduzcan en más del 50%: Japón (de 128 millones de personas a 60 millones), Corea del Sur (de 53 a 27 millones), Tailandia (71 a 35 millones), Italia (de 61 a 31 millones), Portugal (de 11 a 5 millones) y España (46 a 23 millones).  

El informe alerta que la caída en la población se traducirá en “consecuencias profundas” en la economía, la organización de familias, comunidades y sociedades, aunque “estas proyecciones no son infalibles y los cambios políticos podrían modificar las trayectorias de los países”.

Es “una buena noticia para el medioambiente (menos presión sobre los sistemas de producción alimentaria y menos emisiones de CO2)”, ha dicho Christopher Murray, director del IHME. “De repente, ahora estamos viendo este tipo de punto de inflexión en el que está muy claro que estamos pasando rápidamente del problema de tener demasiadas personas a tener muy pocas”, añadía.

Ante el complejo escenario, los investigadores señalan que la inmigración será un factor clave, particularmente en países con baja fertilidad, como Estados Unidos, Australia y Canadá. @mundiario