Buscar

MUNDIARIO

Raúl Álvarez presenta Be Water my friend en la Galería Sargadelos de Ferrol

Se trata de un conjunto de treinta obras de gran técnica, calidad y originalidad que constituyen todo un espectáculo para los sentidos, a juicio de esta doctora en historia.

Raúl Álvarez presenta Be Water my friend en la Galería Sargadelos de Ferrol
Cartel de la exposición.
Cartel de la exposición.

Firma

María Fidalgo Casares

María Fidalgo Casares

La autora, MARÍA FIDALGO CASARES, es Analista social y Crítica de arte y Literatura. Doctora en Historia por la Universidad de Sevilla, es Académica de la Historia de Andalucía y escribe en MUNDIARIO . @mundiario

Se trata de un conjunto de treinta obras de gran técnica, calidad y originalidad que constituyen todo un espectáculo para los sentidos, a juicio de esta doctora en historia.

 

El madrileño afincado en A Coruña Raúl Álvarez presenta sus obras ante el público ferrolano en la Galería Sargadelos con el lema Be Water my friend. Su calidad como artista se va consolidando a la vez que se está haciendo con un espacio propio en el panorama artístico gallego. Dos de sus obras han sido recientemente seleccionadas para la exposición del Premio IberCaja de Pintura Joven  2015 en Zaragozaobra  y ha sido finalista en el XV Premio Internacional de Pintura Miquel Viladrich. Ahora presenta en Sargadelos un total de  30 obras ejecutadas en distintas técnicas y soportes diferenciados, acrílicos sobre lienzo y madera y lápiz y bolígrafo sobre papel y un grupo de representaciones sobre originalísimos platos de pulpo, ya habituales en las últimas muestras del pintor. Algunas de las obras que podemos contemplar  fueron expuestas el año pasado en Madrid y otras es la primera vez que se exhiben en conjunto en Galicia.

Raúl Álvarez tiene su estudio en A Coruña y es bien conocido de todos los aficionados al arte en Galicia porque sus obras – y cuando las vean lo comprobarán- tienen ese algo que las distingue del resto y que una vez contempladas permanecen para siempre en la retina del espectador. Porque Álvarez, como comentamos cuando analizamos su trayectoria en el exitoso articulo de MUNDIARIO Raúl Álvarez: lo extraordinario en la cotidianidad, el shock del agua como valor plástico “ha encontrado un espacio único e intransferible buceando en las cualidades plásticas de un hecho tan cotidiano como el contacto del cuerpo humano con el agua, logrando convertir un gesto natural en todo un espectáculo visual y artístico que roza la irrealidad.”.

Estilísticamente bascula entre un realismo tan exacerbado que roza el hiperealismo y algunas facetas más etéreas y sugestivas. Lo mágico de Álvarez es que haga lo que haga se mantiene dentro de la correcta figuración, facilitada por su gran destreza para el dibujo y su pericia a la hora de registrar los matices del color, rozando la genialidad en las difíciles superficies y texturas del agua. Sus retratos infantiles no están exentos incluso de un recuerdo sorollesco. Añade además una interesantísima carga existencial ya que sus obras están impregnadas de un componente catártico de la depuración del espíritu a través del agua.. algo ancestral y que el artista aborda con una gran modernidad de planteamientos, recordando en ocasiones la estética norteamericana de los 50, y el mundo de David Hockney , lo que le hace mostrar una frescura y un enorme atractivo nada habitual en el panorama actual. Visitar las creaciones de Raúl Álvarez es un espectáculo para los sentidos. La exposición puede verse en la Galería Sargadelos de Ferrol hasta el 30 de mayo.