Ratas, cucarachas y chinches en las residencias de mayores de Canarias

Inodoro sucio. / Informe de la Diputación del Común
Inodoro sucio. / Informe de la Diputación del Común

"Resulta indescriptible la conmoción que produce encontrar esta falta de higiene y salubridad en los centros", reza un informe extraordinario de la Diputación del Común en Canarias.

Ratas, cucarachas y chinches en las residencias de mayores de Canarias

La información está en manos del Parlamento desde noviembre y ni siquiera se ha hecho una exposición pública en la Cámara, obstaculizando su difusión. La diputación del Común redactó un informe extraordinario un mes antes de la irrupción del coronavirus alertando sobre la grave situación en la que se encontraban las residencias en Canarias.

En dicho informe se relataba la vivencia de los residentes en medio de cucarachas en las cocinas, ratas, chinches en los colchones, e incluso brotes de sarna en algunas de las residencias para ancianos. La investigación fue llevada a cabo por la Adjunta a la Diputación del Común para la protección de los derechos de personas mayores en el año 2019, realizando 25 visitas a centros de Gran Canaria, Lanzarote, La Palma y Tenerife, con una duración de una hora y 45 minutos cada una.

Las entrevistas fueron preparadas de manera aleatoria

Las entrevistas se programaron de forma aleatoria, siguiendo el simple criterio de asistir a los centros de diferentes islas con diversos números de plazas, para así mantener la equidad y la proporción, es decir, que las visitas no fueron concertadas con previo aviso para los responsables de los centros, pese a que sí se enviaron algunas cartas a más de ochenta centros, pero no se pudo lograr por la pandemia.

Según el informe: “Mientras unos recursos residenciales han mostrado una esmerada colaboración, en otros se han sucedido momentos de absoluto desprecio a la labor desarrollada”, llegando a decir a Adjunta en el informe que fue “invitada a abandonar” una de las residencias visitadas en Tenerife.

"Solo acuden profesionales de urgencia"

El informe también reza que: “Según la información de los propios centros, las visitas médicas se distancian casi en un año y, en caso de algún episodio agudo, únicamente acuden profesionales de urgencia”, acotando que la atención médica que reciben los residentes “no es real ni acorde con las necesidades de las personas mayores”.

El informe también acota que “resulta indescriptible la conmoción que produce encontrar esta falta de higiene y salubridad en los centros, sin ser detectada por las administraciones encargadas de inspecciones y velar por el funcionamiento de los recursos para personas mayores y, a su vez, sin ser desvelada por familiares u otras personas que acceden a las instalaciones”. @mundiario

Ratas, cucarachas y chinches en las residencias de mayores de Canarias
Comentarios