Radiografía del asesinato de Sara Pina, el primer crimen machista de 2022 en España

Concentración en Tudela para condenar el asesinato de Sara Pina. / Twitter @SERnavarra
Concentración en Tudela para condenar el asesinato de Sara Pina. / Twitter @SERnavarra

La profesora asesinada en Tudela presuntamente a manos de su esposo se ha convertido en la primera víctima de crímenes machistas en España en 2022. El total asciende a 1.126.

Radiografía del asesinato de Sara Pina, el primer crimen machista de 2022 en España

La muerte de Sara Pina llegó de manera impactante al finalizar las navidades. Apenas entrada la segunda semana del año 2022, ya se manejaba información de que una mujer habría muerto de forma violenta, y de acuerdo con las hipótesis preliminares de la Policía Foral de Navarra, el presunto responsable sería su pareja sentimental, tratándose de la primera víctima de un crimen machista en 2022 en España.

Sara Pina Yeregui era una profesora de 38 años originaria del pueblo de Cortes en la provincia de Navarra, que desde hace un tiempo se había radicado en el municipio de Tudela, la ciudad capital de la Ribera de Navarra.

Tras haber trabajado en dos centros educativos, para el momento de su muerte trabajaba en Castejón, enseñando en el colegio público Dos de Mayo de esa ciudad como profesora de Apoyo/Pedagogía Terapéutica en el aula de Educación Especial, donde cubría su tercer curso como docente y ejercía su grado en Magisterio de Educación Especial de la Universidad de Burgos, según señalan medios locales.

Su cuerpo fue encontrado sin vida con varias heridas punzo penetrantes en el piso que compartía con su esposo, el único investigado por su muerte, José Manuel Uruñuela de, 41 años, natural de Gallur en Aragón. Ella era una persona muy apasionada del teatro y de la interpretación, según cuentan sus familiares y amigos, tanto así que participaba en la compañía Luz de Candilejas, una producción en su pueblo natal.

El sitio del suceso

Con la preocupación encima al no haber podido contactar a Sara desde el sábado 8 de enero, su familia acudió a la Policía Foral. Junto a efectivos del cuerpo de Bomberos, la Policía ingresó el lunes 10 al domicilio que alquilaba la pareja en el Paseo de Pamplona. Según los agentes, no se hallaron indicios de que la puerta hubiera sido forzada o evidencia que apuntara a que alguien haya entrado a la vivienda antes de ese fin de semana.

El matrimonio no tenía hijos y aparentemente no convivían con otras personas en el piso. La Policía y el Ministerio de Igualdad confirmaron que no habían denuncias previas por maltrato.

Los agentes allí descubrieron el cuerpo sin vida de la mujer, con evidentes heridas que llevaron a que el juez de guardia considerara que había sido asesinada “con gran violencia”, asestándole “varias cuchilladas”.

En el sitio del suceso se colectó el móvil de Uruñuela y se comprobó que su furgoneta no estaba cerca del domicilio. Ello consiguió que la Policía especulara que el esposo había huido en su vehículo, dejando atrás su smartphone para evitar ser rastreado.

 


Quizá también te interesa:

Un tribunal francés autoriza la extradición del asesino del crimen de Tudela

Detienen en Francia al marido de Sara Pina, la profesora asesinada en Tudela


 

El único sospechoso

La pareja habría realizado un viaje para visitar ciudades andaluzas hacía poco tiempo, y de acuerdo con medios locales, el círculo cercano de ambos ha reaccionado “sorprendido” por los hechos. El alcalde de Cortes, Fernando Sierra, afirmó que “eran dos chavales jóvenes que alternaban con su cuadrilla. Cómo vas a sospechar esto, ni los más allegados lo podían imaginar”.

La investigación comenzó bajo la responsabilidad del Juzgado de Instrucción número 1 de Tudela, y ante los nuevos datos obtenidos por la Policía, se logró localizar a Uruñuela, o ‘Chema’ en el pueblo francés de Boiseredon, a seis horas de Tudela, donde fue detenido por la policía gala, al ejecutar una euroorden que emitió el juez de guardia que recibió el caso en primera instancia.

Actualmente el caso fue remitido al número 2, especializado en asuntos de violencia de género. Y es que para el juez de guardia existen indicios suficientes para considerar que José María acabó con la vida de su mujer entre el 8 y el 9 de enero, y fue puesto en calidad de investigado como presunto autor de asesinato de su pareja.

 

Además de ello, se ha decretado el secreto de sumario que impide hacer públicos los avances del caso hasta la apertura del juicio oral.

Mientras tanto, el detenido y único sospechoso de la muerte de su esposa se encuentra esperando su extradición a España, aprobada por un tribunal francés. “El acusado llegará a Madrid, de donde será trasladado a Tudela para comparecer el día 26 ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Tudela”, han apuntado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Navarra.

El primer crimen machista de 2022

El Ministerio de Igualdad, a través de la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género, ha confirmado que la muerte de Sara se trata del primer asesinato por motivos de género en España, en 2022.

Ante esta confirmación por parte del ministerio, la titular de esta cartera, Irene Montero, se ha expresado, “no podemos dejar de repetirlo: trabajo conjunto de todas las administraciones para la detección precoz, que todas las mujeres tengan una salida a la violencia de género y llegar siempre a tiempo”, escribió en su cuenta de Twitter.

La cifra total de mujeres víctimas mortales, de crímenes machistas perpetrados por sus parejas o exparejas, ha ascendido a un total de 1.126 desde que se registran estos casos en España, en 2003, aunque Igualdad reconoce que tres investigaciones continúan abiertas.

De acuerdo con los datos que ofrece el ministerio, en 2021 se registró el menor número de víctimas con 43, cuando en 2020 el total anual alcanzó 47 mujeres asesinadas. Hasta la fecha, el año más mortífero fue 2008 con un total de 76 casos.

Reacción social

Una de las amigas de Sara, que asistió al funeral de Sara en Cortes, dijo en una entrevista que ella y las demás amistades de la víctima estaban en estado de ‘shock’ y asegura que nunca vio algo extraño en la pareja. Ella relata que Sara conoció a su marido en unas fiestas de Gallur, hace 11 años, y que él estuvo preso. “Pero eso a Sara nunca le importó; le quería, y punto”.

“Ante tanta conmoción y dolor, el Ayuntamiento muestra con contundencia su condena y rechazo a la violencia contra las mujeres, que afecta a todas las mujeres sin distinción de edad, posición socioeconómica o nacionalidad”, declaró el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, en un discurso institucional que acordaron los grupos del Ayuntamiento, en un pleno extraordinario el miércoles 12 para condenar el asesinato de Sara.

 

En su pueblo natal, Cortes, cerca de 500 personas se congregaron después de conocerse la muerte de Sara. El Ayuntamiento celebró un pleno extraordinario de repulsa a “cualquier forma de violencia contra las mujeres” con la participación del vicepresidente del Gobierno Foral Javier Remírez, alcaldes y concejales de toda la Ribera y el presidente de las Bardenas, parlamentarios de diferentes formaciones, así como la directora de Igualdad Eva Istúriz.

Remírez ha dicho que, con la presencia de todos los asistentes, han querido mostrar su “apoyo a todo el pueblo de Cortes por la muerte de una vecina muy querida, una persona vocacional, una servidora pública, profesora de un colegio público de Castejón”. En este sentido, ambos Ayuntamientos declararon el luto oficial por tres días. @mundiario

Radiografía del asesinato de Sara Pina, el primer crimen machista de 2022 en España
Comentarios