¿Quién ganará en el encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un?

Encuentro cercano /  O Sekoer, Bélgica
Encuentro cercano / O Sekoer, Bélgica

Hasta ahora el humor gráfico es el vencedor de esta negociación que se celebrará en Singapur, que tiene en vilo a toda la humanidad, y que difícilmente llegará a buen puerto.

¿Quién ganará en el encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un?

Las irresponsables y muchas veces peligrosas actuaciones políticas y reacciones personales del presidente norteamericano Trump, han  inspirado como nunca la labor del los caricaturistas, quienes también han detenido su mirada en el dirigente norcoreano, su desafío con la posesión del arma nuclear y sus amenazas de atacar a Estados Unidos.

Con sus dibujos, los caricaturistas indagan en su propia existencia, en la del mundo, y ratifican su poder de observación de la realidad y su capacidad crítica. 

Donald Trump /  Alecus, México

Donald Trump / Alecus, México.

 

Mediante esa libertad de creación que los caracteriza y el esfuerzo de su trabajo diario, dibujan tramas y personajes para dar rienda suelta, muchas veces, a su indignación por lo que sucede en el planeta, a su ira política y moral, para expresar su voluntad de denuncia y de deseo de cambio. 

En sus obras, como con un bisturí lleno de sensibilidad y lucidez, desacralizan todo lo obsceno y absurdo de nuestra existencia y satirizan los vicios, la intolerancia, los abusos, los peligros y las arbitrariedades que existen en el mundo. 

Kim Jong-un / Turcios, Colombia

Kim Jong-un / Turcios, Colombia.

 

La anunciada cita entre Trump y Kim Jong-un en Singapur, luego suspendida por  el primero ante desavenencias con Pyongyang en torno a un eventual modelo de desarme, y vuelta de  nuevo a programarse  para el día 12 de junio en el hotel Capella, en la isla de Sentosa, más parece un encuentro de ciencia-ficción que la posibilidad certera de un arreglo entre dos símbolos irreconciliables. ¿Sabrán y podrán negociar adecuadamente?

La reunión entre los dirigentes será la primera entre líderes de los dos países tras casi 70 años de confrontación iniciados con la Guerra de Corea (1950-1953) y de 25 años de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano y de la permanencia de tropas norteamericanas en Corea del Sur.

A Trump poco le importan la deriva de un régimen autoritario, y la violación de derechos humanos, a él solamente le interesa ante la opinión pública norteamericana detener  un posible ataque nuclear a su país. Y una vez más, antes del encuentro ya profirió varias amenazas como la de que no eliminará las sanciones puestas en vigor contra Corea del Norte. Su interés es  ver la destrucción total del arsenal nuclear de ese país, a cambio ofrece permitir que Kim Jong-un  continúe en el poder.

Conversación /  Ángel Boligán, México

Conversación / Ángel Boligán, México.

 

Pero es obvio que este encuentro, si le sale bien a Trump, encierra una  ambición mayor:  la reciente salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, firmado en el 2015 por Obama y  Europa,  en el que el  país árabe renunciaba explícitamente a conseguir el arma atómica y a reducir su infraestructura nuclear a niveles sólo útiles para la investigación médica y producir energía, a cambio de que el Consejo de Seguridad de la ONU, la UE y EEUU  levantaran todas las sanciones impuestas al programa nuclear iraní y a facilitar el restablecimiento de lazos comerciales con el país, ya no le es suficiente a Trump, quien se une a los deseos de Israel.

Los caricaturistas estarán pendientes del desarrollo de esta cumbre y veremos nuevas obras que analizarán su resultado. ¡Nada le es ajeno al humor gráfico! @mundiario 

¿Quién ganará en el encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un?
Comentarios