Quienes tienen relaciones sexuales BDSM tienden a ser más sanos psicológicamente

Amo y sumisa.
Amo y sumisa.

El Bondage, Disciplina y Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo forman parte de las prácticas sexuales entre amo/a y sumisa/o, que según quienes lo practican consigue alcanzar el máximo placer sexual.

Quienes tienen relaciones sexuales BDSM tienden a ser más sanos psicológicamente

El titulo de este artículo viene dado por un estudio realizado por el Journal of Sexual Medicine. El resultado describió a los practicantes de BDSM (Bondage, Disciplina y Dominación, Sumisión, Sadismo, Masoquismo) como menos neuróticos, más extrovertidos, abiertos a nuevas experiencias y menos sensibles al rechazo, en comparación con aquellos que tienen relaciones sexuales convencionales, pues estos últimos supuestamente no disfrutan de manera plena su sexualidad.

El BDSM se sustenta en la relación amo-sumisa / ama-sumiso. Un sometimiento del sumiso/a hacia la ama/o que deriva en placer sexual. Esta sumisión puede basarse en cosas como preparar café, no mirar al amo y llegando al plano sexual, permitir el uso de cera, azotes, movilización con cuerdas (bondage), utilización de pinzas y/o agujas, el fisting (introducción de la mano dentro de la vagina o el ano), entre otras.

El BDSM por tanto tiene una mezcla de dolor y placer, una mezcla que según quienes lo practican consigue alcanzar el máximo placer sexual, un orgasmo tras otro hasta acabar agotada/o.

El objetivo no es herir, sino dar placer y dominar a la otra persona, al sumiso/a. Para aceptar ser una sumisa/o se requiere de un entrenamiento previo de la mente y el cuerpo, aspecto del que se encarga el amo/a.

La dominación por tanto no consiste en tratar como una inútil a la pareja sumisa sino en darla placer a través de la dominación psicológica y sexual, un placer que a su vez también obtiene el amo.

Pero lejos de tratarse de algo amoroso como la saga literaria 50 sombras de Grey quiso hacer ver, un amo no es un novio, es un dueño, el dueño de la persona sumisa.

Quienes tienen relaciones sexuales BDSM tienden a ser más sanos psicológicamente
Comentarios