¿Por qué la variante Delta es más contagiosa (y preocupante)?

Coronavirus. / RR SS.
Coronavirus. / RR SS.
Un científico enumera las principales características de la variante que fue detectada por primera vez en India y podría ser predominante en el mundo antes de que termine 2021.
¿Por qué la variante Delta es más contagiosa (y preocupante)?

Empecemos con algunos datos:

> La variante delta del coronavirus fue detectada en India en octubre de 2020 y ya ha sido localizada en casi 100 países.

> Es la variante dominante en países como Singapur, Portugal, Reino Unido (donde ya representa el 90% de los nuevos contagios).

> Algunos estudios sugieren que es entre 30% y 60% más transmisible que otras variantes, que conlleva un mayor riesgo de hospitalización e incluso que puede sortear con mayor facilidad el efecto de las vacunas (lo que hasta ahora no está del todo confirmado).

> Los científicos han advertido la delta podría ser la variante predominante en todo el mundo antes de que termine 2021.

Pero ¿qué hace que esta variante sea más preocupante?

De acuerdo con el bioinformático Tulio de Oliveira, director del laboratorio Krisp de la Universidad KwaZulu-Natal (Sudáfrica), la variante delta tiene cinco mutaciones que la hacen más contagiosa, aunque no existe evidencia científica de que cause una enfermedad más grave y tampoco de que sea más mortal.

En concreto, el experto ha explicado que la variante cuenta con tres grupos de mutaciones: dos sustituciones en el dominio de unión al receptor celular (L452R y T478K); una sustitución cerca del sitio de clivaje S1 / S2 a través de la furina (P681R); y una sustitución (T19R) y deleción (157-158del) en el dominio antigénico NTD.

¿Qué representa todo esto?

> Mayor capacidad de infección. La infección celular de variante delta es más eficiente, en parte, porque puede cambiar la forma en la que el virus se conecta con las células gracias dos mutaciones en la proteína espiga (S) ID identificadas con los códigos L452R y T478K. Esta espiga abre la puerta de entrada a nuestra célula, lo que a su vez permite la invasión del coronavirus y, una vez dentro, utiliza la estructura celular para multiplicarse.

De acuerdo con un estudio desarrollado por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, una persona infectada con la variante delta puede tener hasta 1.000 veces más virus en su cuerpo que alguien infectado con otras de las primeras versiones del SARS-CoV-2.


Quizás también te interese: 

La variante delta pone en jaque a Europa: provocará el 90% de los contagios en agosto


 

> Activación más eficiente. El virólogo José Eduardo Levi, coordinador de investigación y desarrollo de la red de laboratorios Dasa, e investigador del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de São Paulo (USP), explica que para que un virus pueda invadir la célula humana primero debe activarse: debe encontrar una puerta de entrada a la que adherirse.

En el caso del coronavirus, dicha activación ocurre a través de una enzima en el cuerpo humano llamada furina, que corta la espiga del coronavirus en dos: S1 y S2. "Cuanto más sensible a la furina humana, más eficiente será la espiga del virus. Este proceso de fusión activado por furina está mediado por el área desde el aminoácido en la posición 618 hasta la posición del aminoácido 1273", detalla Levi.

"Todos los coronavirus que infectan a los humanos tienen un dominio determinado, un área específica que reconoce la furina", subraya el experto. "Pero el Sars-CoV-2 está muy humanizado. En otras palabras, es mucho más eficiente de lo que se ha visto en otros coronavirus, que tienen un reconocimiento razonable de la furina", añade. "Y solo el Sars-CoV-2 tiene esta mutación, esta inserción de cuatro aminoácidos. Ese es el argumento más fuerte de que este coronavirus se creó en el laboratorio".

Coronavirus. / RR SS.

Representación del coronavirus. / Pexels. 

> Escapar parcialmente de los anticuerpos y vacunas. Fernando Spilki, el profesor de la Universidad Feevale y coordinador de la Red Corona-Ômica, en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil, afirma que para entender esto lo primero que hay que saber es que los anticuerpos neutralizantes “utilizan partes de los invasores para saber cómo identificarlos y combatirlos”.

El problema en el caso de la delta es que "es como si el virus creara vías para escapar del sistema inmunológico y desarrollara formas más efectivas de transmisión".

Lo que ocurre es la mutación sustituye el aminoácido T (treonina) por el R (arginina) en la posición 19, lo que dificulta que el sistema de defensa del cuerpo identifique al invasor para combatirlo.

"En general, la deleción es perjudicial, o sea, hace que el virus sea ineficaz y acabe siendo eliminado. Pero en el caso de las variantes del coronavirus, estas deleciones están siendo ventajosas porque eliminan regiones que provocan una respuesta inmune muy fuerte en el huésped y así logran escapar (del sistema de defensa humano)", concluye Spilki. @mundiario

¿Por qué la variante Delta es más contagiosa (y preocupante)?