Buscar

MUNDIARIO

De cómo el consumo de té puede ayudar a prevenir la ceguera

Estudios han revelado que el consumo habitual de té ayuda a reducir en un 75% el riesgo de glaucoma, una de las principales causas de ceguera en el mundo.

De cómo el consumo de té puede ayudar a prevenir la ceguera
Tomar té /  RR SS .
Tomar té / RR SS .

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Al té se le han atribuido millones de beneficios durante mucho tiempo. Se dice que es bueno para perder peso, para combatir los dolores menstruales e incluso para mantener la concentración. Pero ahí no queda todo. Un estudio reciente le ha añadido una nueva bondad: prevenir la ceguera.

Quizás también te interese: 

 

La investigación, desarrollada por la revista British Journal of Ophthalmology, señala que tan solo una taza de té al día puede ayudar a reducir en un 75% el riesgo de glaucoma, una grave patología ocular que afecta a 57,5 millones de personas en todo el mundo y que se perfila como una de las principales causas de la ceguera a nivel global.  

La gravedad del glaucoma reside en que provoca un aumento de la presión del fluido intraocular que daña el nervio óptico y al final termina por inutilizarlo. Teniendo en cuenta esto, los científicos se propusieron encontrar la génesis del problema partiendo de los hábitos alimenticios de aquellos que padecen la enfermedad.

En ese sentido, los expertos entregaron a 84 adultos un cuestionario para que respondiesen sobre sus hábitos de consumo de bebidas con o sin cafeína en los últimos doce meses, incluyendo refrescos y té helado. Los resultados fueron concretos: las personas que tomaron al menos un té caliente al día demostraron menor riesgo de padecer glaucoma, en concreto, aproximadamente un 75% menos.

La razón no está completamente clara, aunque los investigadores adelantan que el efecto protector podría tener lugar gracias a los componentes antioxidantes y antiinflamatorios que contiene el té, los cuales pueden inhibir el desarrollo del glaucoma del mismo modo que protegen contra las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. Un dato importante es que esta ventaja solo se produce cuando se ingiere té caliente, ya que el estudio no apuntó los mismos resultados para el té helado. Tampoco para el café, descafeinado o no, ni para los refrescos. @mundiario