Las protestas por la muerte de Mahsa Amini se saldan con al menos 4 muertos y 75 heridos

Protestas en Irán por la muerte de Mahsa Amini. / Mundiario
Protestas en Irán por la muerte de Mahsa Amini. / Mundiario

Según la organización de derechos humanos Hengaw, al menos 250 personas han sido detenidas en varias localidades del Kurdistán iraní.

Las protestas por la muerte de Mahsa Amini se saldan con al menos 4 muertos y 75 heridos

Una ola de protestas por la muerte de Mahsa Amini sacude Irán: decenas de personas se han lanzado a las calles para reclamar justicia por la joven de 22 años que falleció en extrañas circunstancia tras ser detenida en Teherán por no llevar el velo de forma “apropiada”. La policía iraní ha calificado como “un desafortunado incidente” el caso, que ha causado indignación dentro y fuera de la república islámica.

Según la organización de derechos humanos Hengaw, la policía ha abierto fuego contra la multitud congregada en las manifestaciones, lo que ha dejado un saldo de al menos cuatro personas muertas y 75 heridas en el país. En concreto, dos personas perdieron la vida en la ciudad de Saghez, de donde era originaria la víctima. Allí también se han contabilizado unos 17 heridos, como en Divandarre (15 heridos y 2 muertos), en Mahabad (13), Buchan (7), Kamiyaran (4), Bijar (7), Baneh (4) y Takab (4).

 

250 detenidos

El grupo de derechos humanos añade que las fuerzas de seguridad iraníes, además, han detenido al menos a 250 personas en varias localidades de la región kurda, a unos 500 kilómetros al oeste de Teherán.

Bajtian Joshnam, director de la agencia de noticias Mokrian, con sede en Saghez, ha insistido en que en la localidad “la atmósfera es la de una ley marcial no declarada”. “Hay fuerzas de seguridad por todas partes. Hay policías. Las tiendas están completamente cerradas e incluso los organismos oficiales están cerrados desde mediodía”.

Los vídeos de las protestas, difundidos en las redes sociales, muestran a decenas de personas en las calles coreado consignas como “¡Mujer, vida y libertad!” o “¡Muerte al dictador’”, en referencia al líder supremo Ali Jamenei.

 

En medio del escándalo internacional, Abdolreza Pourzahabi, representante en el Kurdistán del dirigente ayatolá, ha visitado a la familia de Maha Amini. Según la agencia semioficial Tasnim, el portavoz ha prometido a los familiares que “todas las instituciones emprenderán acciones para defender los derechos que se han visto violados”, antes de añadir que espera “el trauma sufrido por la sociedad se corrija”.

El caso de Mahsa Amini

Mahsa Amini fue detenida el martes 13 de septiembre por la ‘policía de la moral’ mientras estaba de visita en Teherán por llevar mal el velo y dejar a la vista parte de su cabello: una acción que va en contra del estricto código de vestimenta que deben cumplir las mujeres en la república islamita. 

La joven fue abordada por los agentes y, según han asegurado testigos del arresto, fue golpeada en el furgón policial que la trasladaba hasta comisaría. La policía de Teherán, que ha negado las acusaciones una y otra vez, ha insistido en que el objetivo del arresto era brindar "explicaciones e instrucciones" sobre el código de vestimenta a la fallecida y a otras mujeres detenidas.

"Así como un cierto número de personas, debido a llevar ropa de forma inapropiada, fue conducida a uno de los cuarteles generales de la policía", pero "se desmayó repentinamente cuando estaba con otras personas en una sala de reunión", ha indicado una fuente cercana a la policía. "De repente, sufrió un problema cardíaco (...) fue trasladada inmediatamente al hospital", ha detallado el cuerpo policial en un comunicado.

La muerte de Mahsa Amini fue informada por la televisión estatal el viernes, tres días después del arresto. Su familia ha negado la hipótesis de las autoridades y ha subrayado que la joven gozaba de buena salud. @mundiario

Las protestas por la muerte de Mahsa Amini se saldan con al menos 4 muertos y 75 heridos
Comentarios