Buscar

MUNDIARIO

Prohibición de fumar en la calle y cierre de discotecas y bares de copas en toda España

Nueve sociedades científicas ya advirtieron este jueves de un posible colapso del sistema sanitario similar al de abril-mayo de este año. Pablo Casado, líder de la Oposición, responsabiliza a Pedro Sánchez de los nuevos contagios porque "la segunda oleada le ha pillado de vacaciones". 
Prohibición de fumar en la calle y cierre de discotecas y bares de copas en toda España
Alcohol y tabaco. / Pinterest
Alcohol y tabaco. / Pinterest

Redacción

Análisis de @mundiario

El Gobierno de España decretó este viernes el cierre de discotecas y bares de copas en todo el país, según anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras reunirse de urgencia con representantes de las comunidades autónomas ante el avance de la pandemia. El anuncio llega en un momento delicado: los datos de la pandemia en España continúan empeorando. Este jueves las comunidades reportaron 2.935 nuevos positivos de Covid-19 en las últimas 24 horas, pero incorporaron 7.550 casos confirmados atrasados. Habría que remontarse a los momentos duros de la crisis a finales de abril para encontrar cifras superiores de nuevos casos.

El horario de cierre de los establecimientos será la 1:00 como máximo, sin que puedan admitirse nuevos clientes a partir de las 00:00. No se podrá fumar al aire libre si no se mantiene una distancia de 2 metros. Entre las 11 nuevas medidas se encuentran también la necesidad de garantizar la distancia de seguridad mínima de 1,5 metros en los locales para el servicio en barra y para el consumo en mesa. En el ámbito de la hostelería, se limita el número de personas por mesa a un máximo de diez. “El botellón está prohibido. Tienen que aplicarse las sanciones en cada comunidad”, dijo también el ministro de Sanidad.

En los centros sociosanitarios se limitan las salidas de los internos y las visitas a una persona por residente y con la duración máxima de una hora al día; una medida que se podrá exceptuar en el caso de pacientes “al final de sus vidas”, según las palabras de Salvador Illa.

Se establece la obligación de hacer cribados con PCR a grupos específicos en caso de que haya un brote epidémico. Además, el ministro hizo varias recomendaciones: que la ciudadanía limite los encuentros sociales a sus grupos de convivencia estable y a un máximo de 10 personas. También que en los centros sociales y residencias se hagan PCR de forma periódica para asegurar que no hay ningún trabajador con coronavirus. “Estas medidas son un mínimo, no un máximo. Las comunidades pueden tomar medidas más restrictivas”, dijo Salvador Illa.

Advertencias científicas y críticas políticas

Nueve sociedades científicas ya advirtieron este jueves de un posible colapso del sistema sanitario similar al de abril-mayo de este año, aunque el jueves el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, lo descartó y dijo que actualmente solo el 3% de los recursos hospitalarios estaban dedicados a pacientes con Covid-19. De hecho, el temor al aumento de pacientes ya puso en alerta a los hospitales.

Pablo Casado, líder de la Oposición, responsabiliza a Pedro Sánchez de los nuevos contagios porque "la segunda oleada le ha pillado de vacaciones". @mundiario