Profundidad e independencia, elementos clave del periodista comprometido

La herencia profesional del que definiera el periodismo como el mejor oficio del mundo, Gabriel García Márquez, ha protagonizado el arranque de la jornada vespertina del Congreso de Huesca.
Profundidad e independencia, elementos clave del periodista comprometido

Imagen del Congreso de Periodismo Digital publicada en su web oficial.

Calidad, investigación e independencia han sido las palabras más repetidas en la ponencia “Periodismo comprometido”, en la decimocuarta edición del Congreso de Periodismo Digital en Huesca, que ha contado con la participación del corresponsal en Madrid de The Guardian, Giles Tremlett; la directora de Comunicación de Intermonoxfam.org, Lucila Rodríguez-Alarcón, y el veterano corresponsal Bru Rovira, ganador de un Premio Ortega y Gasset en 2004 por sus reportajes sobre la guerra del Congo. El periodista de Heraldo de Aragón Ramón J. Campo, moderador del debate, ha presentado a los tres ponentes como referentes de un periodismo que da voz a las “pequeñas historias”, según informa la web oficial del congreso. La herencia profesional del que definiera el periodismo como el mejor oficio del mundo, Gabriel García Márquez, ha protagonizado el arranque de la jornada vespertina del Congreso de Huesca.

El primero en intervenir en la citada sesión ha sido Giles Tremlett para explicar el origen y los principios de Global Development, una sección digital del rotativo para el que trabaja que cuenta con “70 millones de usuarios únicos” y que tiene por objetivo ser “la gran comunidad de los profesionales del mundo de las ONG”. Tremlett ha recordado que, antes de que Global Development viera la luz, la cabecera británica ya dedicaba muchos recursos a cubrir estos temas: “Se dejó de hacer con la llegada de la crisis. No es que el tema hubiera perdido interés, pero las ventas empezaron a caer. Fue entonces cuando hubo que buscar nuevas formas de financiación”.

Para continuar con esa labor, consiguieron el apoyo financiero de la Fundación Bill y Melinda Gates. El periodista británico ha explicado a los asistentes del Congreso en Huesca que el magnate de Microsoft les garantizó una total independencia y que, para probarlo, lo primero que hicieron fue publicar una columna de opinión criticando, precisamente, la actitud empresarial del gigante informático: “Pero lo cierto es que, si buscas en Internet, se habla mucho más de la fundación desde que se creó esta página”. En la actualidad, Global Development cuenta con una red de colaboradores “que en muchos casos no cobran” y que pertenecen al mundo de la universidad y las ONG.

La liberación de Internet

La directora de comunicación de Intermonoxfam.org, Lucila Rodríguez-Alarcón, ha aprovechado su intervención para elogiar el modelo de Global Development y, por otro lado, criticar que los periodistas hayan abandonado la investigación para acogerse al periodismo de fuentes: “En IntermonOxfam no queremos convertirnos en una empresa de turismo que tenga que llevar al periodista al lugar de los hechos. Necesitamos periodistas reactivos, no preactivos”. A su juicio, las ONG dependen de la difusión de los medios “para conseguir un mundo más justo”, con el objetivo de generar una empatía hacia el tercer mundo que, a su vez, genere un cambio: “Pero ¿cómo conseguir eso sin acceso a los medios?”.

Por este motivo, Rodríguez-Alarcón describe como “absolutamente liberadora” la existencia de Internet: “Es una herramienta increíble porque nos permite crear y distribuir el contenido, sin tener que pasar por el medio. Muchos colectivos sobreviven a que una persona en cualquier parte del mundo pueda subir una foto a Internet. No tiene tanto que ver con el soporte, sino con el modelo”.

Periodismo de calidad

La ponencia ha continuado con las palabras del periodista Bru Rovira, ganador de un premio Ortega y Gasset por sus reportajes sobre la guerra de la República Democrática del Congo, publicados cuando escribía para La Vanguardia. Rovira ha comenzado diagnosticando los problemas que, en su opinión, debilitan la figura del periodista comprometido: “Si no hay periodismo de calidad, no hay compromiso de ningún tipo. La verdadera crisis arranca cuando el lector acude al periódico para que le digan lo que tiene que pensar, en vez de para pensar. Vamos al desastre, hacia el totalitarismo”.

El veterano periodista de Barcelona ha compartido con los asistentes su opinión sobre las debilidades de la profesión: “Los periodistas están en la redacción, ya no están donde tienen que estar. Cuando vas al lugar es cuando escuchas al otro, y es después cuando viene la construcción de la historia. A esto último dedicamos poquísimo trabajo. Conozco casos de periodistas que terminan un reportaje en una tarde, y eso no puede ser. Un reportaje exige muchas horas. Es un ejercicio difícil que solo se puede hacer en silencio, reflexionando, y no de forma impulsiva”.  Como ejemplo de esta tendencia “impulsiva”, se ha referido a la cobertura que los medios han realizado de la elección del nuevo Papa: “No ha habido un debate serio, sino 7 días seguidos de quinielas, y encima no han acertado”.

Por último, Bru Rovira ha criticado “el dolor de cabeza permanente” que le generan las nuevas plataformas, como Twitter: “Es como un mazo que te dice que están pasando cosas todo el rato, es un ruido incesante. Me recuerda a esa viñeta de El Roto que decía: 'Gracias a Internet, me informo al instante y lo olvido al minuto'”.

Profundidad e independencia, elementos clave del periodista comprometido
Comentarios