Profesores marroquíes vuelven a manifestarse contra el Gobierno

14022310_1133419380062058_7080692251818309463_n
Profesores marroquíes protestando contra el Gobierno.

Los profesores, con un título que les acredita para el ejercicio de la docencia, están en una situación de desempleo, por el rechazo del sector privado de integrarlos en el mismo y del Gobierno de integrarlos en la educación pública. 

Profesores marroquíes vuelven a manifestarse contra el Gobierno

Centenares de profesores todavía no reconocidos por el Gobierno, aunque poseen un título acreditativo de su aptitud profesional denominado “licenciatura profesional para la cualificación a los oficios de enseñanza”, expedido por las Escuelas Normales Superiores, donde tuvo lugar la formación de estos cuadros, han aumentado –los profesores- sus formas de presión en pos de obligar a las autoridades marroquíes a abrir un debate con los manifestantes y poner una solución definitiva a esta espinosa cuestión. Se trata, concretamente, de buscar una forma de integrarlos en la enseñanza, puesto que al terminar su formación académica como profesores aptos para el ejercicio de la docencia, se han visto en una situación de desempleo.

Al principio, la idea del Gobierno al crear este proyecto denominado “Proyecto gubernamental de formar 10.000 cuadros de enseñanza” lanzado en 2013, era formar cuadros de enseñanza para trabajar en el sector privado y permitirles también el acceso a los centros regionales de formación de profesores sin preselección, centros estos últimos que se han convertido en los únicos para formar cuadros de enseñanza, cuando antes lo eran las Escuelas Normales Superiores. No obstante, el sector educativo privado no ha cumplido con su compromiso de integrarlos en el mismo, echando por perdido un proyecto que él mismo firmó con el Gobierno.

La situación es muy enrevesada al continuar las manifestaciones de protesta en medio de un silencio estatal que abruma a los manifestantes. La última manifestación organizada en el pasado 13 y 14 de agosto en Tánger tuvo un impacto considerable en la prensa marroquí, cuando antes se notaba claramente la falta de apoyo de la opinión pública hacia ellos. El sábado 13 de agosto fue escenario de unos fuertes enfrentamientos entre los profesores y la policía causando daños a decenas de ellos. Estos enfrentamientos se habían repetido varias veces durante las manifestaciones de Rabat y, antes, de Casablanca.

Se apunta a una política de privatización de la enseñanza que no ha dado hasta ahora sus frutos, al rechazar la educación privada conceder puestos de trabajo en la misma a los actuales profesores formados en las Escuelas Normales Superiores.

La elección de Tánger como lugar de protesta obedece al hecho de que esta ciudad goza de una situación geoestratégica que acoge en su seno a varias nacionalidades que ha hecho de ella un lugar de grandes transacciones comerciales, y el objetivo de los profesores es ganar la simpatía de la opinión pública y presionar todavía más sobre el Gobierno, buscando ciudades de gran interés económico y turístico como Casablanca y Tánger, aparte de la capital del reino alauita.

Hasta el momento no se ha llegado a ningún acuerdo para zanjar esta cuestión, y el Consejo Nacional del Proyecto Gubernamental 10.000 cuadros de enseñanza está buscando nuevas formas de protesta contra un silencio estatal que durado más de cuatro meses aproximadamente.  

Profesores marroquíes vuelven a manifestarse contra el Gobierno
Comentarios