Los docentes alertan de que los alumnos arrancan el curso con fallas por el trimestre perdido

Alumno en clase. / PIxabay
Alumno en clase. / PIxabay
La directiva de cada centro debe realizar su plan de readaptación de la programación didáctica para este curso con las dudas sobre si retrasan el contenido o se enfocan en lo primordial.
 
Los docentes alertan de que los alumnos arrancan el curso con fallas por el trimestre perdido

El regreso al cole va más allá del riesgo de contagio por el coronavirus o las normas y medidas de higiene acordadas por el Gobierno y las autonomías. Un nuevo elemento se suma al incierto escenario y es la carencia formativa con la cual regresan los estudiantes ante la pérdida del trimestre anterior cuando la pandemia forzó el cierre de escuelas.

La advertencia de los profesores, ante el comienzo del curso sobre el temario que se dejó a medias en el 2019-2020 llama la atención. Los alumnos han cursado el tercer trimestre desde casa con una metodología improvisada y las carencias son evidentes.


Quizá te pueda interesar

Los colegios solo suspenderán si el virus se descontrola en varios grupos de convivencia o clases


Sobre este tema, la ministra Isabel Celaá aseguró que este escenario está previsto en el acuerdo de junio con las autonomías: “Deben ser los centros los que hagan las adaptaciones curriculares para readaptar los contenidos de aprendizajes esenciales, aunque obviamente deben de ser orientados por las autoridades educativas de sus comunidades”.

No obstante, desde la federación de asociación de directores de centros de primaria, su presidente Vicent Mañes, considera que el grado de regulación es distinto en cada comunidad. Por su parte, Nicolás Fernández Guisado, secretario general del sindicato de profesores de la pública ANPE, cree sin embargo que esa faceta apenas se ha abordado, recuerda que en junio los colegios tuvieron que hacer unos informes individualizados de los alumnos con los contenidos que habían dejado de trabajar y con el grado de consecución del trabajo del tercer trimestre.

En todo caso, observa que ese puede ser un punto de partida para hacer la programación de este curso. Por un lado, dedicar los dos primeros meses a trabajar contenidos del curso anterior y programar luego el curso siguiente de otra manera, o integrar los contenidos no trabajados en el curso en la programación de este.

A su juicio, el desdoble de los grupos para evitar contagios favorecerá el repaso, pero duda que los 41.000 contratos anunciados por las autonomías terminen siendo una realidad. Considera que más allá de las asignaturas, es la fórmula en la que se ha trabajado. "En infantil y primaria la educación trabajamos no solo contenidos, sino maneras de trabajar. La interacción y la socialización son vitales en estas etapas”, continúa Mañes. El docente está convencido que a esas edades los contenidos son más fáciles de recuperar. @mundiario

Los docentes alertan de que los alumnos arrancan el curso con fallas por el trimestre perdido
Comentarios