Buscar

MUNDIARIO

La productividad laboral mejora cuando se trabaja desde casa

Los nuevos trabajos desde casa causan cierta controversia, pero lo cierto es que distintos estudios han demostrado que las personas y las empresas se benefician enormemente con la nueva modalidad.

La productividad laboral mejora cuando se trabaja desde casa
Mujer trabajando. / Pexels.
Mujer trabajando. / Pexels.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El siglo XXI es uno de los más interesantes y prácticamente el intermedio entre el pasado y la llegada de las tecnologías que convertirán el futuro de la humanidad en algo parecido a lo que solemos ver en las películas de ciencia-ficción en donde existe la realidad virtual, los robots parecidos a los humanos y los increíbles aparatos tecnológicos que pueden ser de utilidad. Por la llegada de todos estos nuevos inventos, también han llegado nuevos trabajos y nuevas formas de trabajar que están representado un enorme cambio en las empresas y las personas que laboran en ellas.

Trabajar sin salir de casa, sin estar bien vestido, tener que maquillarse, decir adiós a los tacones y al traje… todo parecía una locura hasta que se hizo realidad y muchos pueden estar o no de acuerdo, pero es algo que está actualmente en alza y a futuro, la modalidad será mucho más común. En España solo hay un 7% de empleados que ejercen la modalidad, mientras que un 13% de las empresas permiten que sus empleados laboren desde casa, según los datos de la Eurofound y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Pero lo que muchos ignoran o es difícil de aceptar, es que cuando se trabaja desde casa, la productividad aumenta. La última afirmación es reflejada en un estudio realizado por Nicholas Bloom, investigador de la Universidad de Stanford, que se encargó de estudiar a una empresa de China y la productividad de los empleados que trabajaban desde casa. Las conclusiones finales de Bloom demuestran que los trabajadores que ejercían desde casa eran más felices, por lo que aumentaban su productiva, les generaban más dividendos a la empresa y ellos obtenían mejores salarios.

Un trabajo bien sustentado

Para Bloom el trabajo desde la oficina era algo que nació durante la Revolución Industrial y que durante aquel tiempo fue necesario, pero ahora, es algo obsoleto. El investigador demostró su punto con ayuda de la empresa de viajes más grande de China, Ctrip que tiene su sede en Shanghái y cuenta con más de 20.000 empleados.

El estudio duró dos años y Bloom pidió a la empresa que enviara al 50% de sus empleados a trabajar desde casa por nueve meses y que solo tuvieran que regresar por una vez a la semana a la oficina, mientras que el resto se mantendría igual hasta que finalizara la investigación. Bloom siguió a los dos grupos durante los dos años y los resultados finales probaron su teoría.

El investigador pudo comprobar que las personas que trabajaban desde casa cumplían una jornada completa de trabajo y que su rendimiento era mucho mejor. Según explicó, estas personas no tenían que enfrentarse al tráfico, a las distracciones de la oficina y podían cumplir con sus horarios perfecta y rápidamente, dejándoles un poco más de tiempo libre que empleaban para descansar o cumplir otras asignaciones, lo que les generaba más felicidad y bienestar.

Ctrip quedó tan satisfecha con el trabajo de Bloom que decidió dejar la modalidad como una opción para todos sus empleados, lo que finalmente se reflejó en la ganancia de 2.000 dólares más por cada empleado.

La OIT en el trabajo titulado Trabajar en cualquier momento y en cualquier lugar: consecuencias en el ámbito laboral, señala que las personas que trabajan desde casa tienen mejores oportunidades de desconectarse del estrés y emplearlo con su familia o amigos. Algo que les ayuda a volver más tarde al trabajo y poder concentrarse para realizar mejor sus actividades y obtener mejores resultados.

Pero también puede haber un pequeño problema que muchas personas no saben cómo tratar: “Los trabajos desde casa facilitan la intromisión del trabajo remunerado en los espacios y tiempos normalmente reservados para la vida personal", reseña el estudio. Es decir, que muchas veces las personas toman el tiempo dedicado a sus familias o a ellos mismos, y lo usan para seguir trabajando. En estos casos, es importante que las personas sepan dividir su tiempo y establecer horarios para evitar sufrir de insomnios o estresarse.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Sociedad.