Buscar

MUNDIARIO

El proceso de la educación emocional minimiza la vulnerabilidad de las personas

Entre los objetivos de la educación emocional están: denominar a las emociones correctamente, adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones y saber identificar las de los demás, y aprender a fluir.
El proceso de la educación emocional minimiza la vulnerabilidad de las personas
Una imagen relativa a la educación emocional. / RIEBB
Una imagen relativa a la educación emocional. / RIEBB

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

La educación emocional es un proceso que permite desarrollar las competencias emocionales como modelo de crecimiento personal. Este se produce a lo largo de la vida de una persona y su finalidad es mejorar el bienestar personal y social. La educación emocional reivindica la importancia de conocerse a sí mismo por medio de la introspección, la autonomía, y los valores.

El proceso de la educación emocional minimiza la vulnerabilidad de las personas en tanto que funciona como una pauta para la prevención primaria. Esto consiste en obtener competencias que se pueden aplicar en diferentes situaciones como: la ansiedad, la depresión, el estrés, y la violencia. Aun cuando no se ha producido alguna disfunción, la prevención primaria por medio de la educación emocional fortalece las tendencias constructivas del individuo y debilita aquellas que pueden presentarse como autodestructivas.

Para dar respuesta a la pregunta qué es la educación emocional, la Red Internacional de Educación Emocional y Bienestar (RIEEB) propone trabajar de manera práctica por medio de dinámicas de grupo, la imaginación emocional y la razón dialógica, los contenidos del programa de formación. Algunos de los objetivos de la educación emocional son: denominar a las emociones correctamente, adquirir un mejor conocimiento de las propias emociones y saber identificar las de los demás, y aprender a fluir. @mundiario