El problema de España con el reciclaje: reutiliza menos que la media europea

Basura. / Archivo.
Basura. / Archivo.
A pesar de algunos avances, las tasas de reutilización y reciclaje de residuos urbanos siguen siendo preocupantemente bajas, lo que refleja la necesidad de un mayor compromiso tanto a nivel ciudadano como empresarial.
El problema de España con el reciclaje: reutiliza menos que la media europea

España enfrenta un desafío significativo en cuanto a la gestión de residuos, con tasas de reutilización y reciclaje que se sitúan 10 puntos por debajo de la media europea, así lo revela el último informe Esenciales de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), elaborado a partir de datos de Eurostat, y publicado este miércoles. La distancia con respecto a países líderes en este ámbito, como Alemania, es aún más pronunciada, lo que evidencia la necesidad de implementar medidas más efectivas para fomentar la economía circular.

Aunque se ha observado una reducción del 40% en la generación de residuos urbanos per cápita entre 2004 y 2020, principalmente debido a la disminución de ciertos tipos de desechos, como los químicos y los textiles, el informe señala que España aún enfrenta desafíos significativos en cuanto a la gestión de los mismos. La proliferación del comercio electrónico ha contribuido al aumento de los envases y embalajes, lo que ha contrarrestado en parte los esfuerzos por reducir la generación de residuos.

A pesar de una mayor concienciación por parte de la población en cuanto a la separación de residuos, España continúa rezagada en términos de tasas de reciclaje. Con solo un 36,7% de recuperación de residuos urbanos en 2021, el país se encuentra más de 10 puntos por debajo del promedio de la Unión Europea y considerablemente detrás de países como Alemania, que alcanza el 67,8%.

Uso circular de materiales

El texto también resalta la baja tasa de uso circular de materiales en España, que ha disminuido del 10,5% en 2010 al 7,1% en 2022. Esta tendencia refleja una preferencia por la extracción de nuevos materiales en lugar de la reutilización, lo que sugiere la necesidad de promover modelos de consumo más sostenibles.

Expertos en el campo han señalado la importancia de implementar medidas más efectivas, como un sistema de retorno de envases similar al que funciona en países como Alemania, Dinamarca y Portugal. Este sistema, que implica dejar una pequeña fianza al comprar un producto y recuperarla al devolver el envase, ha demostrado ser eficaz para aumentar las tasas de reciclaje y reducir la generación de residuos.

En resumen, aunque se han realizado algunos avances en los últimos años, el informe subraya la necesidad de un mayor compromiso por parte de todos los actores involucrados, incluidos ciudadanos, empresas y administraciones públicas, para avanzar hacia una economía más circular y sostenible. Esto requerirá no solo inversiones en investigación y desarrollo, sino también cambios culturales que fomenten hábitos de consumo más responsables y una mayor colaboración entre todos los sectores de la sociedad. @mundiario

Comentarios