La primera misión al Sol estará lista para el 2018

3423432
Ilustración de la Solar Probe Plus creada por la NASA. / Wikipedia.

La NASA prevé lanzar una sonda espacial que ayude a predecir el peligroso tiempo espacial que despide el astro rey.

La primera misión al Sol estará lista para el 2018

La NASA está creando la sonda especial Solar Probe Plus, que podría ser lanzada entre el 31 de julio y el 19 de agosto del 2018. Los objetivos de la nueva misión, son entender el tiempo espacial que despide el Sol cada cierto tiempo. Algunas veces, el Sol, despide ondas de energía que llegan hasta la Tierra y que afectan a los satélites de comunicaciones y los sistemas de navegación de los aviones y barcos. Las ondas o explosiones de partículas, son conocidas como Eyecciones de Masa Coronal (CME), y terminan liberando por todo el espacio partículas cargadas de electricidad, capaces de acabar con las atmósferas de los planetas.

Las explosiones, también alcanzan a las naves espaciales y llegan hasta los astronautas, impregnándolos de fuertes y peligrosas radiaciones. Lo peor del caso, es que el humano aún no ha logrado predecirlas, no se sabe cuándo ocurren o qué tan intensas serán. Ahora, el plan de la NASA es lograr entender a las ondas y poder advertir al mundo, cada vez que se acerca un ‘choque’ para tomar las medidas correspondientes.

Lika Guhathakurta, es una de las investigadoras de la misión, y aseguró que con la nueva sonda, el humano tocaría por primera vez al Sol. La nave está diseñada y construida por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad John Hopkins; y llevará a cabo hasta 24 vueltas alrededor del Sol en unos siete años. Los investigadores prevén que la sonda llegue a su destino en noviembre del 2018, por medio de los 724.000 km/h a los que se moverá, que además la convertirán en la nave espacial más rápida jamás construida.

La Solar Probe Plus superará a la sonda Helios, al aproximarse a unos seis millones de kilómetros del Sol. Esta distancia podría destruir cualquier nave, por lo que el equipo científico se ha asegurado de que la nave pueda soportar hasta 1.500 grados centígrados.

La sonda podrá acercarse lo suficiente como para evaluar la corona solar y descubrir que es lo que aceleran a los vientos solares, que son el flujos continuos que despide el astro. La función de la nave dependerá en gran medida del escudo térmico frontal, que tiene 11,43 cm. de grosor y está construido con una fibra especial de carbono que puede soportar hasta a la más fuerte radiación. Desde siglos, los astrónomos han evaluado el comportamiento del Sol desde muy lejos, con la Solar Probe Plus, por primera vez podrán tocarlo y conocerlo.

La primera misión al Sol estará lista para el 2018