Las orcas ‘gladis’ hunden un nuevo velero en el estrecho de Gibraltar

Orca 'Gladis'. / RR SS.
Orca 'Gladis'. / RR SS.
El primer suceso documentado de este tipo se produjo en mayo de 2020 y, con el de este fin de semana, ya se han registrado siete naufragios de embarcaciones.
Las orcas ‘gladis’ hunden un nuevo velero en el estrecho de Gibraltar

Es el primer barco hundido por orcas este año. El velero Alborán Cognac se convirtió en el último naufragio atribuido al peculiar comportamiento de estos cetáceos en las aguas del estrecho de Gibraltar. Según informes de Salvamento Marítimo, el encuentro fatídico tuvo lugar el domingo a las 9:00 de la mañana, cuando los dos tripulantes del velero solicitaron evacuación tras sufrir un inesperado encuentro con las orcas a 14 millas del cabo Espartel, en aguas marroquíes.

Los navegantes relataron haber sentido golpes en el casco y daños en el timón, pero lo más alarmante fue la vía de agua que amenazaba con hundir su embarcación de 15 metros de eslora. Ante la urgencia de la situación, se movilizó un helicóptero y se solicitó asistencia al petrolero MT Lascaux, que trasladó a los náufragos a Gibraltar, dejando atrás al velero Alborán Cognac, que finalmente se hundió.

Este incidente no es aislado. Desde mayo de 2020, se han registrado siete naufragios atribuidos a los encuentros con las orcas ibéricas, conocidas como gladis, que forman parte de una población de aproximadamente 37 individuos que recorren la costa atlántica de la península Ibérica hasta el estrecho de Gibraltar.

¿Ataques intencionados?

Según expertos del Grupo de Trabajo Orca Atlántica (GTOA), estas interacciones, aunque preocupantes, no son ataques intencionados, sino más bien un comportamiento aprendido que puede estar relacionado con la curiosidad o la búsqueda de juego por parte de las orcas.

El modus operandi de estos cetáceos suele ser sigiloso: se acercan al barco sin ser detectadas y comienzan a tocarlo, a menudo debajo de la embarcación, golpeando el timón con la cabeza, lo que puede provocar daños graves e incluso hundimientos. Los veleros son sus presas preferidas, constituyendo el 72% de sus interacciones, seguidos por las lanchas a motor y otras embarcaciones más pequeñas.

Ante este escenario, el Ministerio de Transportes ofrece recomendaciones para la navegación en la zona, destacando la importancia de evitar el contacto directo con las orcas y de notificar cualquier avistamiento o interacción con estos cetáceos para garantizar la seguridad marítima en la región. @mundiario

Comentarios