Buscar

Un prestigioso poeta del proletariado mendocino fue preso por una falsa denuncia

Lucio es un multi-premiado poeta, escritor y actor argentino, definido por Eduardo Galeano como el escritor del proletariado, que fue puesto preso tras una falsa denuncia de violencia de género. 

Un prestigioso poeta del proletariado mendocino fue preso por una falsa denuncia
Desconocer una verdad te hace esclavo de una mentira. / Yokoi Kenji. Ilustración de Franco Luna.
Desconocer una verdad te hace esclavo de una mentira. / Yokoi Kenji. Ilustración de Franco Luna.

Firma

Juan José Prieto

Juan José Prieto

El autor, JUAN JOSÉ PRIETO, es colaborador de MUNDIARIO y farmacéutico en Tres Algarrobos, en la Provincia de Buenos Aires (Argentina). @mundiario

En otras oportunidades he tratado la temática de las falsas denuncias efectuadas por mujeres en las que suelen expresar un maltrato, que en lo real no existe, y hasta a veces es al revés; lógicamente a estas manifestaciones individualistas y dictatoriales se las puede encuadrar en hechos violentos por la devastación psicológica y pública que genera en el afectado o en su entorno familiar.

Para esta oportunidad presentaré el caso que ha tenido que padecer el multi-premiado poeta, escritor y actor argentino, Lucio A., definido por Eduardo Galeano como el escritor del proletariado, quien fue puesto preso por los dichos de una mujer. A su vez, y posiblemente en este marco, también existieron una cascada de amenazas e intento de sabotaje de un reconocido evento internacional en el que el trovador participaría.

El viernes 9 de marzo se desarrolló en Mendoza el Festival Internacional de arte y poesía, Grito de Mujer - en su 8va edición, el que siguió la consigna “Faros de Esperanza, en homenaje a todas las madres”, con el fin de crear una generación comprometida con una vida sin violencia y en el que la igualdad es la clave. Lo, tristemente, llamativo es que la coordinadora de este encuentro cultural, Marcela Gutilla, parece que recibió de parte de sectores feministas amenazas de boicot y manifestaciones de realizar otras falsas denuncias, por violencia de género, hacia uno de los artistas -Lucio A.- que serían parte del mismo.

Marcela Gutilla es escritora, y coordina este distinguido festival mendocino donde año tras año convocan a diferentes referentes culturales; en esta oportunidad no solo recibió llamadas intimidatorias y amenazantes hacia su labor sino que se incluyó la posibilidad de realizarle otras falsas denuncias a uno de los artistas incluido dentro de la grilla oficial de eventos; el mensaje fue claro y contundente "Fijate, está muy enervado el ambiente... ¿vos no sabes que nosotras le podemos hacer denuncias nuevas a ese tipo y hacerlo detener de nuevo?. Que no te asombre, porque hasta que se compruebe y todo… No tiene nada que ver, nosotras le podemos meter denuncias muy pesadas a él y te podemos hacer suspender el evento a vos…”.

Ante el revuelo lógico que generó este mensaje mafioso, fue el artista quién tomó la decisión de retirarse y no participar, para no exponer a sus pares encargados del cierre de dicho encuentro -la causa quedó caratulada como “Averiguación de Amenazas”-.

¿Cuál fue la trastienda que se podría relacionar con este hecho?  Según consta en dictámenes judiciales y expedientes de instrucción, el artista fue denunciado el 21 de abril de 2016 por Milagritos Contreras Navarro, por supuestas amenazas y maltrato, imputación que recayó de forma automática sobre el consagrado poeta mendocino que derivó en su prisión.

Tras una ardua investigación, y un posterior debate en la 6ta Cámara del Crimen, todo culminó, el 6 de mayo de 2017, con la “Absolución total” del imputado (Expediente N° 4.597); también, para evitar represalias de parte de la falsa denunciante hacia el artista y su círculo íntimo, se incluyó el dictamen del 12º Juzgado de Familia que ordenó la prohibición de acceso y acercamiento de Milagritos Contreras Navarro hacia el hombre, en su lugar de trabajo, esparcimiento y a cualquier sitio al que habitualmente o circunstancialmente concurriese; restricción de acercamiento a su domicilio y prohibición de calumnias e injurias mediante el uso de redes sociales u otros medios.

Ante la violación, por parte de la mujer, de esta norma judicial, se abrieron dos nuevos expedientes -Expte. Nº P-20232/18 y Expte. Nº P-600/18, del Ministerio Público Fiscal de la provincia de Mendoza, en Argentina- de investigación en la Fiscalía de Instrucción tras la denuncia que el caso amerita.

En esta lucha por demostrar la verdad, también hay que subrayar que Contreras utilizó todas sus influencias para destruir la imagen de Lucio al dar por sentadas una serie de calumnias e injurias; en su accionar se incluiría una publicación en un reconocido medio periodístico de Mendoza -Diario El Sol Cuyo Servicom S.A- donde, entre otras cosas, se manifiesta la detención de un reconocido poeta y actor de vendimia por violencia de género.

Por estos días, la causa contra el medio gráfico está a cargo del 17° Juzgado Civil y Comercial de Mendoza. A su vez, el artista se reserva el derecho de demandar  judicialmente a la periodista que firmó la nota en su momento -actualmente el diario se adjudica la autoría de la publicación-, como también hacia el Estado provincial por el prejuicio de la detención.

Conclusiones del autor

Hasta hace muy poco tiempo era habitual, casi una exclusividad, leer u observar en la prensa la palabra de las feministas radicales, algo con lo que nunca estuve de acuerdo porque me parece que pueden existir varones oportunistas, maliciosos, violentos y hasta groseros pero de allí a encuadrar a los hombres en el mismo escalón es un retroceso, porque sencillamente no todos somos iguales.

Por ejemplo, exponer sin consideración algunos temas tan sensibles hacen que la sociedad se comporte como un tribunal publico que, indefectiblemente, toma justicia por mano propia; esta situación definitivamente nos hace involucionar como humanos otorgando, a los hombres afectados, cero posibilidad de reacción por hechos, a veces, inexistentes. Si nos peguntamos el ¿por qué? la respuesta suele ser con el fin de obtener algún beneficio económico o quizás por una simple venganza; al afectado, sin lugar a dudas, en esta sociedad tan volátil e inmersa en una modernidad liquida, le traerá consecuencias graves a su vida personal y profesional.

Desde mi punto de vista, considero que hay que empatizar con quien ha padecido cualquier tipo de atropello en algún momento de su vida, pero también debemos pensar en los hombres que son víctimas de falsas denuncias, así como el mal trago que le produce el accionar de una sociedad híper-reactiva y azuzada por estos grupos "feministas" radicales.

La censura, o la provocación de una autocensura, me parece escalofriante, ya que está más cercana a una vida en dictadura que a una en democracia, donde  los grupos fascistas se apropian del poder y actúan según sus convicciones, pero de manera totalitaria y sin empatía o miramientos, algo que es sumamente grave.

Con lo expresado, y como aclaración, subrayo que me encanta el feminismo, pero ese que va por la igualdad real en todos los aspectos de la vida y que ensalza a la mujer como un ser maravilloso, con libertad y que conforma ese estilo casi perfecto que hace al verdadero humano. No obstante, me opongo rotundamente ante el accionar de ciertos movimientos extremos, para este caso puntual, dirigido por las tristemente denominadas feminazis.

Para finalizar, quiero enfatizar que coincido plenamente con Catherine Millet, escritora y crítica de arte francesa, en que hay que dejar de creer que la mujer siempre es una víctima, porque la realidad nos muestra que cada vez que la igualdad real se acerca cometen y muestran los mismos errores que le atribuían a su sexo opuesto.

––––––

Fuentes: Ciudad Este http://www.ciudadeste.com/shop/detallenot.asp?notid=18846 El Sol: https://www.elsol.com.ar/un-poeta-y-actor-de-vendimia-fue-detenido-por-violencia-de-genero.html