Buscar

MUNDIARIO

El presidente de México revela que está contagiado de covid-19

“El presidente se encuentra estable, tiene un coronavirus leve, está resguardado en su domicilio y se encuentra bajo la atención de un equipo de médicos”, informó su médico jefe.
El presidente de México revela que está contagiado de covid-19
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. / Twitter Gobierno México
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. / Twitter Gobierno México

Otro gobernante que cae enfermo. Luego de subestimar el uso del cubrebocas y asumir una posición en la que creía que la pandemia estaba siendo controlada, en su realidad ficticia por evidentes intereses políticos populistas, uno de los Gobiernos que menos ha logrado contener la pandemia de coronavirus tiene a su propio jefe enfermo con el patógeno que ha paralizado a la humanidad desde el 2020.

Y es que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este domingo 24 de enero que ha dado positivo por covid-19. Una muestra más de que el virus no distingue entre posiciones de poder y que la inconsciencia no tiene ideología política. 

El mandatario, de 67 años, lo hizo público a través de un mensaje en su cuenta de Twitter. “Los síntomas son leves, pero ya estoy en tratamiento médico. Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos”, escribió el mandatario, quien se ha negado en reiteradas ocasiones durante la pandemia a utilizar el cubrebocas en sus actos públicos, sobre lo cual nunca se ha atrevido a afirmar por qué; ya sea por subestimar la enfermedad o simplemente ser un tanto escéptico ante ella de forma similar a su ex homólogo de Estados Unidos Donald Trump

López Obrador sigue haciendo uso de su discurso populista para asemejarse lo más posible a un ‘socialista’ que vela por el bienestar de su pueblo. Tanto así, que a pesar a haber sufrido un infarto hace años y ser hipertenso, el presidente mexicano había asegurado que se vacunaría cuando le correspondiese a su grupo de edad, para dar una apariencia de equidad sin valerse de su alta investidura, por lo que recientemente informó que pondría la inmunización a finales de febrero con una dosis de la vacuna de la farmacéutica china CanSino, cuya eficacia no ha sido comprobada por organismos independientes como la OMS o los CDC más allá de las presuntas afirmaciones del Gobierno chino sobre que es “segura”.


Quizás también te interesa:

América supera la barrera del millón de muertes por covid-19


El contagio del presidente pudo haber detonado desde este fin de semana debido a que realizó una gira por los Estados de Nuevo León y San Luis Potosí junto a siete miembros del Gabinete y dos gobernadores locales. Hasta ahora, la cadena de contactos del mandatario apunta también a su canciller, Marcelo Ebrard, y otros altos asesores.

Mientras se encuentra convaleciente, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha tomado el relevo para encabezar las conferencias matutinas en Palacio Nacional, lo que el presidente y los ciudadanos mexicanos llaman coloquialmente ‘las mañaneras’. No ha trascendido información sobre un posible traspaso temporal del mando del Gobierno a esa funcionaria mientras López Obrador permanece en reposo absoluto. En el caso de que la enfermedad avance e incapacite temporalmente al jefe del Estado, la Constitución mexicana establece que el cargo lo ocupe provisionalmente la secretaria de Gobernación.

“El presidente se encuentra estable, tiene un coronavirus leve y está resguardado en su domicilio y se encuentra bajo la atención de un equipo de médicos”, informó la noche del domingo José Luis Alomía, director general de Epidemiología del Gobierno. Esto implica que, muy probablemente, el equipo médico de López Obrador mantendrá cierto hermetismo por la condición de enfermedades preexistentes que tiene el presidente para no agitar la opinión pública.

El equipo de especialistas está coordinado por el secretario de Salud, Jorge Alcocer, un inmunólogo. Alomía, uno de los portavoces del Gobierno mexicano durante la pandemia, ha dicho que “el presidente seguirá adelante con reuniones virtuales y llamadas telefónicas”. Todo parece indicar que López Obrador se dedicará a afinar ciertas estrategias diplomáticas de su país para asegurar, además de vacunas, alianzas energéticas y comerciales con algunas potencias mundiales.

Es por ello que el mandatario ha asegurado que mantendrá este lunes una llamada telefónica con el presidente de Rusia, Vladímir Putin. No se descarta que sea con el objetivo de adquirir dosis de la vacuna Sputnik V y discutir sobre posibles alianzas bilaterales en materia de importación de petróleo y gas rusos para alimentar la maltrecha industria petrolera mexicana, sacudida por años de corrupción y mala gestión. @mundiario