Porque no todas las niñas sueñan con ser princesas, ni con príncipes azules

interior cuento.
Interior cuento.

Mujeres fuertes y valientes que se hicieron famosas por su creatividad y libertad, que no se quedaron a la espera de que un hombre las rescatase, sino que por si solas cambiaron sus vidas. 

Porque no todas las niñas sueñan con ser princesas, ni con príncipes azules

Este verano salió una colección de cuentos para niñas y niños que se llama antiprincesas, de la editorial argentina Sudestada y Chirimbote. 

Esta editorial argentina quiere romper con el estereotipo del cuento de princesa rosa, que es rescatada por el príncipe azul, y dar valor al interior de la mujer, con fuerte personalidad y una importante carrera profesional. Podemos leer a los más pequeños la vida de la famosa pintora mexicana Frida Kahlo o de la cantante Violeta Parra. Mujeres fuertes y valientes que se hicieron famosas por su creatividad y libertad. Que no se quedaron a la espera de que un hombre las rescatase, sino que por si solas cambiaron sus vidas. 

Las vidas de ambas fueron muy trágicas, con intentos de suicidio, para contárselo a los niños han tenido que rebajar esta dosis de dramatismo, pero sí hablan de la bisexualidad de Frida diciendo que para ella el amor se reflejaba en hombres y mujeres. Relatan también las infidelidades de ella y Diego Rivera, con la frase "tuvieron otros amores aún estando juntos.”

En el caso de Violeta Parra, cuentan como su primer marido quería que ella no trabajase  y se quedase en casa, pero Violeta tomó la decisión de irse con su guitarra y ser nómada. 

Son cuentos anti Disney y anti Barbie (por fin), ya que muchas niñas siguen admirando ese prototipo irreal de mujer. En ellos, sobre todo lo que narran es la vida profesional de estas mujeres, su libertad, su deseo y la lucha de hacer lo que más les gustaba por si solas, y cómo vivieron sin estar a la sombra de un hombre. Eso es lo que quieren transmitir a los más pequeños, historias sensibles y comprometidas con la verdad. 

Me parece una colección de libros maravillosa y valoro mucho la iniciativa de esta editorial, porque todavía estamos viviendo en un mundo de hombres. 

En pleno siglo XXI las mujeres seguimos luchando por tener voz, cada vez que protestamos a favor de la igualdad nos siguen llamando feministas, en una sociedad moderna así estamos, seguimos y sobrevivimos. Se nos sigue juzgando y valorando por nuestras tetas y culos, seguimos viendo anuncios en la televisión de cremas antiarrugas, anticelulíticas, de modelos delgadísimas como iconos de belleza, leemos en revistas como fulanita después de ser madre perdió su figura, y como al pasar una edad ya no somos sexys, aún sigue pareciendo raro que una mujer de 60 años tenga una pareja 15 años más joven,  al revés no y hasta pueden pavonearse de ello. Por no hablar de la desigualdad de salarios y empleos que seguimos sufriendo. Vivimos en una tiranía y debemos seguir luchando para que las niñas de hoy, vean un mundo más igualitario.

 Si tú me lo preguntas: feminista sí, gracias. 

Porque ¿hay algo más aburrido qué ser una princesa rosa? 

Porque no todas las niñas sueñan con ser princesas, ni con príncipes azules
Comentarios