Porno para mamás, un libro de dos autoras a las que convenció José María Besteiro

La directora de Actualia, las autoras de Porno para mamás y el periodista José María Besteiro. / Mundiario
La directora de Actualia, las autoras de Porno para mamás y el periodista José María Besteiro. / Mundiario

El productor de TV José María Besteiro presentó esta obra de Actualia Editorial de la que son autoras Ana María Pita Coita y Alejandra Rodríguez Bueno.

Porno para mamás, un libro de dos autoras a las que convenció José María Besteiro

La segunda edición de la obra Porno para mamás, de Actualia Editorial, presentada en la librería Arenas de A Coruña por el periodista José María Besteiro, es un texto de ficción, escrito por Ana María Pita Coita y Alejandra Rodríguez Bueno. "El artífice de todo es José María. Si no fuera por él, hoy no estaríamos aquí presentando Porno para mamás. Nos animó a escribir esta novela y nos puso en contacto con Cristina Seco y el equipo de Actualia, con los que, desde el principio, tuvimos muy buena sintonía y a los que también queríamos agradecer su confianza", dijeron las autoras.

"Nosotras -confesó una de las escritoras, Ana María Pita Coita- somos guionistas de televisión y no estamos acostumbradas a estar delante de las cámaras, eso es cosa de los productores, directores, actores… por lo que esta ha sido una experiencia extraña y agridulce para nosotras, porque nos ha resultado angustiosa pero también muy gratificante. Nos ha permitido conocer a gente nueva, muy interesante, y porque también nos ha servido para sentir todo el apoyo y el cariño no sólo de nuestro entorno, también de los medios y en general de todos".

Alejandra Rodríguez Bueno explicó que Porno para mamás es un libro escrito por mujeres, para mujeres y editado por mujeres, pero con el que también pueden conectar los hombres, porque a pesar de ser una novela erótica, no es la típica novela romántica en la que la protagonista sufre por amor. "En Porno para mamás -concretó-, amar es divertido. Y eso se debe a que el humor es un elemento primordial, que está presente desde el inicio, hasta el final. E incluso en las situaciones más dramáticas, siempre hay un toque divertido, porque tanto en la ficción como en la vida, ciertas situaciones se llevan mejor con una sonrisa".

Las relaciones son tratadas con naturalidad, sin sordidez, consiguiendo que quien lo lea se pueda identificar con esas situaciones. La obra está narrada en un lenguaje muy visual, "y al leerlo uno casi puede ver lo que pasa", se dijo en su presentación.  Así, el erotismo, el humor, y una narrativa visual, unidos a una trama interesante, a la vez que humana, son los elementos que permiten diferenciarse a esta novela del resto de novelas del mismo género, creando un producto novedoso a la vez que cercano.

De qué va el libro

Es la historia de Alicia, una mujer que a pesar de tener cuarenta años es todavía como una niña, dependiente e inmadura, y que se escuda tras un matrimonio que cree perfecto para no crecer ni tener que tomar decisiones. Pero tras descubrir que su vida no es tan idílica como ella pensaba, se atreve a coger las riendas, empezando por su sexualidad y llegando a abarcar también otros ámbitos como el familiar y el profesional.  En este sentido, el mensaje de este libro es positivo porque la protagonista se da cuenta de que los cuentos de hadas no existen y de que los finales felices hay que construirlos.

Y también es la historia de las amigas de Alicia, de su madre y de su hija, mujeres comunes y corrientes, muy distintas entre sí, pero que comparten la convicción de que a una amiga, madre o hija, hay que aceptarla como es, del mismo modo que Alicia las acepta a ellas. Alicia, que siempre ha llevado colgada la etiqueta de “niña buena” y que nunca se ha atrevido a ser ella misma por temor a lo que podrían pensar los demás, aprenderá a aceptarse tal y como es, a quererse, tanto por fuera como por dentro, a no resignarse a que las cosas son así, y hará lo posible para cambiar esa imagen que todos tienen de ella pero que no es su verdadero yo, empezando por hacer realidad sus fantasías eróticas, tomando ella misma sus propias decisiones, sin necesidad de ningún hombre que la inicie sexualmente, pero también se atreverá a asumir nuevos retos personales, como participar en la carrera de la mujer, y profesionales.  Así pues, lo que en un principio se plantea como una historia erótica pronto se convierte en una novela de superación personal, en la que el sexo y la superación van de la mano.

Porno para mamás, un libro de dos autoras a las que convenció José María Besteiro
Comentarios