Buscar

MUNDIARIO

El poeta padronés Juan Rodríguez de la Cámara o del Padrón

Otro padrones de noble familia que como su amigo Macías O´Namorado, tiene amores con una dama de la reina, casada. Primero escribe sus desengaños, luego se mete sacerdote.

El poeta padronés Juan Rodríguez de la Cámara o del Padrón
Convento de Herbón.
Convento de Herbón.

Firma

Juan Ramón Baliñas Bueno

Juan Ramón Baliñas Bueno

El autor, JUAN RAMÓN BALIÑAS, es colaborador y analista económico de MUNDIARIO, donde también escribe sobre el Camino de Santiago. @mundiario

El sevillano Juan de Cervantes y Bocanegra, que estudió derecho en la Universidad de Salamanca, acude como sacerdote al Concilio de Siena. Allí defendió la superioridad del Papa respecto al concilio. El papa Martín V en 1426 le hizo arzobispo de San Pedro ad Vincula.

El arzobispo Cervantes se instala en Roma y se rodea de familiares, entre los que se encontraba su protegido Juan Rodríguez de la Cámara, nacido en Padrón en 1390, finales del siglo XIV.

Juan Rodríguez de la Cámara estudia en Salamanca y se pone al servicio del arzobispo Juan de Cervantes. En el contacto con la corte recibe buena educación y destaca en poesía. Posiblemente fue paje de Juan II padre de Isabel la Católica.

En 1430 viaja a Italia acompañando al arzobispo Cervantes en la visita al Convento General de los franciscanos en Asís. En 1438 visita Suiza. De regreso a la corte tiene amores con una dama de la reina, casada. Juan Rodríguez cuenta su amor a un amigo y al enterarse la dama le vuelve la espalda. Marcha entonces lejos de la Corte, peregrina a Jerusalem el año 1440 allí decide profesar el sacerdocio. A su vuelta recibe beneficios de varias parroquias gallegas y una canongía en Tuy.

Desde 1438 escribe su obra literaria, reflejo del desengaño amoroso, "Siervo libre de amor". La dedica a su amigo Gonzalo de Medina juez de Mondoñedo. En la obra narra una historia amorosa e introduce al mismo tiempo una novela caballeresca. Utiliza verso y prosa, una innovación, cita a Galicia y a Padrón por quien siente mucho aprecio.

Como novelista es uno de los más brillantes de su época. En 1440 escribe "Cadira de Onor", "El triunfo de las donas" y epístolas como Bursario y Oriflama. En verso escribió "Siete canciones", "Los 10 mandamientos del amor" y "Siete gozos de amor".

Isabel la Católica le encomienda mediar en los pleitos de los señores feudales de Galicia. Después ingresa en el convento de los franciscanos de Herbón donde muere alrededor de 1450. A su villa natal de Padrón le dona parte de su fortuna.

La Villa de Padrón le dedica la antigua calle del Sol, hoy Juan Rodríguez de la Cámara.