Buscar

MUNDIARIO

Jubilación: ¿Qué se podría esperar del Pacto de Toledo? Un ejemplo real

En estos momentos, la Comisión del Pacto de Toledo está trabajando para consensuar y concretar unas recomendaciones sobre las Pensiones, de las que dependerá cómo será su futuro. ¿Qué podríamos esperar?.

Jubilación: ¿Qué se podría esperar del Pacto de Toledo? Un ejemplo real
Jubilados. / RR SS
Jubilados. / RR SS

Hoy me he levantado con aquella frase popular que dice “quien espera, desespera”. Y no es por casualidad.

Llevo días pensando sobre qué es lo que podrían esperar de la Comisión del Pacto de Toledo los pensionistas que habiéndose jubilado anticipadamente con penalización (de por vida), contaban con largas carreras de cotización (40 años o más).

Como seguro que conocen, los partidos políticos han manifestado en la propia Comisión la necesidad de la resolución de este tema, apoyado también por sindicatos y otras organizaciones, que ha sido calificado por el Ministro de Seguridad Social como una situación intrínsecamente injusta.

Este ejemplo quizás pueda servir para dar una idea general del estado de ánimo, la inquietud y la preocupación con los que muchos pensionistas esperan que se produzcan las recomendaciones de la Comisión.

Según los medios, el Pacto de Toledo está trabajando para consensuar y concretar unas recomendaciones sobre las pensiones para que el Gobierno pueda actuar tomándolas como base y orientación para legislar sobre ellas y que sean aprobadas en el Parlamento.

En este contexto, me pregunto:

¿Qué podría esperar un jubilado anticipado penalizado y con una carrera de cotización de 40 años o más?

Y me respondo yo mismo (por favor, no me tomen por loco):

Podría esperar que los partidos fuesen capaces de llegar a un consenso sobre la recomendación a realizar por la Comisión para que se solucione completamente su situación de injusticia.

Podría esperar que la recomendación fuese clara e inequívoca, que no se quedará en “estudiar el caso”, sino que recomendará que se solucionara su problemática por la injusta discriminación sufrida y la penalización de por vida que le supone. En pocas palabras, su esperanza podría resumirse en que se le regularizara su pensión a partir del momento del cambio legislativo que se deberá producir, quedando ésta como si no se le hubieran aplicado coeficientes reductores en su día.

Podría esperar que las organizaciones que deberán tratar su situación dentro del Pacto Social (sindicatos y patronales), tuviesen una visión positiva y justa sobre cómo llevar a cabo la recomendación del Pacto de Toledo, apoyando sin fisuras su puesta en práctica.

Podría esperar que se realizaran los estudios técnicos y económicos necesarios por parte de la Administración, con el objetivo de ofrecer información cierta y enfoques adecuados sobre la mejor forma de llevar a la práctica la misma lo antes posible.

Podría esperar que, en base a ello, se legislara lo necesario para solucionar completamente la injusticia que sigue sufriendo.

Pero, más aún, podría esperar que todo eso se hiciera rápido para no tener que seguir esperando más años de los que ya lo lleva haciendo.

Y, los que en su horizonte ven la posibilidad de jubilarse anticipadamente y tienen largas carreras de cotización, podrían esperar… que no les hagan esperar, ni pasar por esa situación discriminatoria e injusta.

Todos podrían esperar… y están esperando, siguen esperando una solución.

Son cientos de miles los que, esta vez sí, esperan no tener que seguir desesperándose, y piden el esfuerzo, el conocimiento, el enfoque, el ímpetu y la clara decisión de todos los implicados para hacer posible la resolución de su problemática.

No les hagamos esperar más. ¡Ahora es el momento!

NOTA: la Asociación JUBILACIÓN ANTICIPADA SIN PENALIZAR (ASJUBI40), de la que formo parte, reivindica desde hace años que se despenalicen las jubilaciones anticipadas cuando concurran largas carreras de cotización, de 40 años o más. Y seguimos trabajando para conseguirlo. @mundiari