¿Podemos morir de amor? La ciencia dice que es posible

Una pareja de ancianos. / RRSS.
Pareja de ancianos. / VIX.

El estrés, y los estados de ánimo, están estrechamente vinculados con los problemas de salud. La investigación arroja que tan solo 15 días después de un deceso, los pacientes presentaron complicaciones.

¿Podemos morir de amor? La ciencia dice que es posible

La pérdida de alguien con quien se ha compartido gran parte de la vida, o quizá toda, puede acrecentar el riesgo de muerte durante el primer año de duelo en los adultos mayores, así lo asegura una investigación liderada por la Universidad de Aarhus (Dinamarca) publicada recientemente en la revista médica Open Heart. Los problemas de salud como la aparición de afecciones cardiacas, son uno de los síntomas detectados durante los primeros 15 días después del deceso de la pareja estudiada.

El estudio señala que existe una relación directa en el estado de ánimo de las personas y la afectación en los trastornos de salud. La tristeza y el estrés son sentimientos que están fuertemente vinculados a la muerte de la pareja. “La pérdida de la pareja es uno de los acontecimientos más estresantes de la vida de una persona. Durante el primer año de duelo, sobre todo en el caso de muertes súbitas, aumenta el riesgo de sufrir arritmias; también el de afectaciones patopsicológicas que hacen que el corazón sea más vulnerable a alteraciones cardíacas”, es una de las afirmaciones que recoge el estudio.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores hicieron seguimiento por diez años a un total de 17.500 pacientes, y notaron que el riesgo de arritmias crecía hasta un 57%, tan solo 15 días después de la muerte de sus conyugues. Uno de los factores de riesgo que encontraron en las personas fue la edad, puesto que, a mayor edad, mayor posibilidad de arritmias, y en un caso más grave la muerte súbita.

Otras investigaciones

Un segundo estudio realizado en Londres y publicado en la revista JAMA Internal Medicine descubrió que el número de personas que tuvieron un ataque al corazón o un derrame cerebral, doblaba en cifras a un grupo con idénticas características pero que no habían sufrido el fallecimiento de la pareja.

¿Hasta dónde llega nuestro amor por una persona? la convivencia diaria, el compartir por tantos años, aunque la muerte es un proceso natural e inevitable, es imposible no apegarse a alguien quien ha sido, amigo, amante, compañero, todo, y que de la noche a la mañana deja de estar a un lado de nosotros. Sin embargo, el llamado no es a apresurar nuestra partida de este mundo porque alguien a quien amamos ya no está, más que concentrase en lo que no se podrá hacer, es a vivir por todo aquello que si llego a ser.

Existe una estrecha vinculación entre la depresión y las enfermedades del corazón, hasta el punto de que padecer una depresión moderada aumenta en un 40% el riesgo de insuficiencia cardíaca, estos resultados se extrajeron de una investigación que durante once años se hizo en la región noruega de Nord-Trondelag, en un seguimiento a 63.000 individuos de los 97.000 vecinos de la región.

¿Podemos tener el corazón roto?

Por increíble que parezca, la ciencia vuelve a decir que sí, la Fundación Británica del Corazón ha reconocido el síndrome del corazón roto, también llamado por su nombre científico, cardiomiopatía de takotsubo. Esta es una afectación temporal, donde el musculo del corazón encargado de bombear la sangre, cambia de forma y se debilita. La principal causa de esta anomalía es el estrés repentino agudo o un choque emocional muy fuerte.

No te dejes vencer. Como dice el dicho, la muerte esta tan segura de ganar, que nos da toda una vida de ventaja, y es por eso, que tenemos que aprovechar al máximo cada día que vivimos al lado de nuestros seres queridos. Si alguien ha partido, aférrate a lo vivido, a todo lo que te dio, y que vivirá por siempre en ti. @mundiario

¿Podemos morir de amor? La ciencia dice que es posible
Comentarios