La población en España cae: 106.000 personas menos en 2020

Población. Pexels.
Población. / Pexels.
Los datos revelan la peor caída tras cuatro años de subida en los registros.  La crisis sanitaria y los movimientos migratorios son las principales causas.
La población en España cae: 106.000 personas menos en 2020

La población en España cae por primera vez tras cuatro años de subida en los registros: en 2020 disminuyó en 106.000 personas. Así lo han confirmado los datos -aún provisionales- publicados este martes por el INE, que apunta a los fallecimientos por la crisis sanitaria, los flujos migratorios y la caída de los nacimientos como principales causas. 

De acuerdo con el informe, en el país viven 47,3 millones de personas: 88,6% de nacionalidad española (41,9 millones de personas); y un 11,4% de nacionalidad extranjera (5,4 millones). 
Una reducción del 0,2%

La caída de la población el año pasado supone una reducción del 0,2%, que en términos absolutos es más acusado entre los ciudadanos de nacionalidad española (79.815 frente a 26.331 de origen extranjero). Eso sí: en términos porcentuales, el índice es mayor entre los extranjeros: 0,5% frente al 0,2% de los españoles. 

“Vemos una interrupción de un crecimiento continuo durante los últimos cuatro años por un evento muy grave, como una pandemia, que ha provocado una disrupción de todos los aspectos de la sociedad; desde una situación traumática del sistema de sanidad y de salud, que ha provocado una alta mortalidad, hasta en el movimiento individual, con el cierre de fronteras”, ha explicado Diego Ramiro, director del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).


Quizás también te interese: 

Por esta razón la población mundial disminuirá por primera vez en siglos


 

La caída de los nacimientos influye en menor medida

Ramiro destaca que la caída de los nacimientos en el país ha influido en esta media, aunque no tanto como se podría inferir. La caída en la natalidad y la fecundidad ya se venía registrado desde hace años, pero en 2020 fue más acusada, en parte gracias a la pandemia. 

Los cálculos del INE apuntan a una baja del 10% en noviembre de 2020 respecto a ese mismo mes del año anterior, y de más del 20% en diciembre, el primer mes en el que el desplome de los nacimientos por el confinamiento se hace evidente (por los niños concebidos en marzo). 

Andalucía, Cataluña y Madrid, las comunidades más pobladas 

Los datos cotejados hasta el 1 de enero de 2021 revelan que las autonomías con mayor población son Andalucía, Cataluña y Comunidad de Madrid. En el extremo contrario se ubican La Rioja, Cantabria y Navarra, con la menor población. Aunque existe una tendencia casi general: en la mayoría de las regiones el número de personas empadronadas ha disminuido año con año. 

“La principal causa es la caída de población por las defunciones. Se aprecia en las comunidades que han padecido con más intensidad la pandemia”, defiende Joaquín Recaño, profesor de Demografía de la Universidad Autónoma de Barcelona e investigador del Centro de Estudios Demográficos. En este ‘ranking’, Madrid mantiene los peores números: perdió 34.297 habitantes inscritos respecto al 1 de enero de 2020. Cataluña (23.551 menos) y Castilla y León (13.637 menos) completan las primeras plazas. Se trata de las comunidades que, junto a Andalucía y Comunidad Valenciana, han registrado más fallecidos por la covid-19 en el año de pandemia, de acuerdo con el último informe del Ministerio de Sanidad.

En el otro extremo, las comunidades que más han aumentado sus inscritos, en términos absolutos, son Murcia (6.687 personas más), Castilla-La Mancha (2.571) y Cantabria (1.403). “Tendremos que estudiar el movimiento interno de la población, es posible que haya personas que huyeran de grandes ciudades hacia otros lugares de residencia”, agrega Recaño.

La migración, otra clave

El informe de INE también apunta a los movimientos migratorios como causa detrás de la caída poblacional. Los expertos creen que el cierre de fronteras y la limitación de la movilidad ha afectado el número de personas que ha dejado de establecerse en España: en 2020, los inscritos en el padrón pertenecientes a la Unión Europea bajaron en 37.870 personas.

Pero no ocurrió lo mismo con los extranjeros no comunitarios, que crecieron en 11.539. El INE destaca que los mayores aumentos de 2020 se registraron de ciudadanos del Reino Unido (17.137), Colombia (17.003) y Venezuela (8.505), mientras que los mayores descensos fueron de Rumania (28.117), Bolivia (7.944) y Ecuador (7.771). @mundiario 

La población en España cae: 106.000 personas menos en 2020
Comentarios