Buscar

MUNDIARIO

El plástico, uno de los grandes problemas en el fondo del mar

Se ha descubierto, que el plástico ha llegado al punto más hondo del planeta: un lugar, llamado el abismo Challenger, situado a 11.000 metros de profundidad al que casi ni el hombre llega.
El plástico, uno de los grandes problemas en el fondo del mar
El plástico, uno de los grandes problemas en el fondo del mar. / Iberdrola
El plástico, uno de los grandes problemas en el fondo del mar. / Iberdrola

El plástico se convirtió en uno de los grandes problemas en el fondo del mar. De hecho, según datos de la ONU de 2018, el océano recibe cada año ocho millones de toneladas de plástico. Pero lo que hasta ahora ni siquiera imaginábamos era que el plástico alcanzara también las profundidades marinas.

En el punto más hondo del planeta, el conocido como abismo Challenger, situado a 10.928 metros de profundidad, la expedición del multimillonario estadounidense Victor Vescovo descubrió este mismo año envoltorios de caramelos y una bolsa de plástico.


Quizás también te interese:

Actualmente se producen más objetos de plástico en el mundo que nunca, concretamente 500 millones de toneladas según Greenpeace. Muchos de ellos plásticos de un solo uso como botellas, bolsas, platos, etcétera. Cuando nos deshacemos de ellos estos residuos pueden terminar en un vertedero o, en el mejor de los casos, reciclados. El problema es que los datos sobre reciclaje, según esta ONG, no son muy buenos: de todo el plástico producido a nivel mundial hasta hoy solo un 9% se ha reciclado, frente al 12% que se ha incinerado y al 79% que ha terminado en vertederos o, directamente, en el medio ambiente.

Por dicha razón, cuando nos deshacemos de una botella tenemos que tener en cuenta que, muy probablemente, esta acabe en el mar aunque nuestra acción haya sucedido a muchos kilómetros de distancia. Por eso, es importante tomar conciencia de las consecuencias de nuestros actos. @mundiario