Planificación de proyectos de cooperación al desarrollo: el caso de la FPS

Logotipo de la Fundación Paz y Solidaridad.
Logotipo de la Fundación Paz y Solidaridad.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la organización es el desfase con que se presentan los proyectos de cooperación en un país determinado y la fecha de su aprobación y ejecución.

Planificación de proyectos de cooperación al desarrollo: el caso de la FPS

La Fundación Paz y Solidaridad es una Organización No Gubernamental, de carácter privado y sin ánimo de lucro, creada para la asistencia internacional y la promoción de la paz y la solidaridad entre los pueblos. También trata de ayudar al estudio e investigación en cuestiones de cooperación internacional, promueve el desarrollo social, económico, cultural y técnico de los países del Sur, entre otras actividades más.

El presente análisis sobre esta fundación es fruto de la información recopilada acerca del modo de funcionamiento de una ONGD para el Desarrollo de la comunidad valenciana (España) denominada Fundación Paz y Solidaridad. Se trata de una entrevista realizada con el personal administrativo, en la que se nos explicó dos temas primordiales: la estructura organizativa de dicha Fundación y la metodología de planificación de proyectos destinados a la intervención en los países del Sur. El objetivo de esta investigación es conocer en profundidad cómo funcionan las ONGsD, y las metodologías adoptadas en las diferentes fases de intervención: diagnóstico, identificación, planificación y evaluación y seguimiento (haciendo hincapié principalmente en la planificación).

El método es, por lo tanto, empírico, que se basa en la experiencia de una de las ONGSD que lleva a cabo acciones de cooperación al desarrollo en los países del Sur, poniendo en marcha proyectos, cuya ejecución no es a veces realmente fácil, debido a una serie de problemas o circunstancias, como veremos más adelante.

1. Acerca de la Fundación Paz y Solidaridad

Entre los principales países prioritarios en los que se han llevado a cabo proyectos de cooperación por la Fundación, destacan México, Nicaragua, Perú, Guatemala y El Salvador. 

Fue creada por el sindicato Confederación Sindical de Comisiones Obreras (CC OO) en 1992, como herramienta para desempeñar acciones de Cooperación al Desarrollo en otros países. Forma parte de la Coordinadora Valenciana de ONGDs, en la que participan un total de 89 ONGDs del País Valencia. Tiene su sede central en la capital Madrid y filiales en distintas ciudades españolas. Al igual que el sindicato de que depende, la Fundación Paz y Solidaridad tiene una estructura estatal con “delegaciones” en algunas Comunidades Autónomas, que actúan de forma independiente pero también tienen convenios colaborativos entre ellas. Dichas delegaciones son el nexo entre las filiales y las administraciones públicas; son, asimismo, los representantes de las filiales e informan a éstas de las convocatorias de cooperación al desarrollo que anuncian las Comunidades Autónomas.

2. Estructura organizativa

El máximo órgano de la Fundación es el Patronato, designado por la Comisión Ejecutiva de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras del País Valencia,  y formado por cinco personas, que se renuevan cada 4 o 5 años, coincidiendo con el congreso del Sindicato. El Patronato se reúne al menos dos veces al año para aprobar las cuentas de resultados, diagnosticar la situación y la memoria del presupuesto de ingresos y gastos del año anterior y aprobar los presupuestos y las acciones a realizar del año siguiente. Por debajo del Patronato se encuentra el Secretario, cargo intermedio entre el primero y las áreas de trabajo que tiene la Fundación. El órgano directivo a su vez se renueva.

Las dos áreas principales son el Área de Cooperación Internacional (México, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Perú) y el Área de Educación para el Desarrollo y Sensibilización (en la que se incluye la Educación para el Desarrollo tanto formal como informal y la sensibilización de la importancia de cooperación internacional) en las que trabajan dos personas en cada una. Además, en esta última área hay una sección de Comercio Justo, con menos presencia que las anteriores y de la que se encarga una sola persona. Dicho Comercio Justo se concreta en forma de una Cooperativa Hispánica de Café ubicada en América Latina y dedicada a la comercialización del café. A las dos áreas principales anteriormente mencionadas, se les añade el Área de Incidencia Política y el Área Financiera y Administración. También la Fundación difunde y publica varias actividades y trabajos para darlos a conocer al público a o las personas interesadas. 

Fundacion

Organigrama de la Fundación Paz y Solidaridad.

3. Funcionamiento y dinámica de cooperación

La Fundación Paz y Solidaridad (en adelante, FPS) establece convenios de cooperación con otras ONGs y ha llevado a cabo proyectos de cooperación con la Fundación Caixa Popular en Nicaragua, impartiendo cursos de formación y asesoramiento de cooperativas.

la FPS también participa en los consejos de cooperación a nivel municipal en las ciudades valencianas en las que tiene sede (Castelló, Alzira, Ontinyent…). Las personas que participan en estos consejos son voluntarios. La FPS no cuenta con ningún tipo de voluntariado en su funcionamiento o en su puesta en práctica de las actividades, siendo todo el personal contratado por la misma, a excepción de su área de educación donde cuenta con profesores voluntarios. Dicho personal suele ser profesionalizado y especializado. 

4. Fondos de financiación

La financiación de la FPS proviene fundamentalmente de las Administraciones Públicas, ya sea la Generalitat Valenciana (financiador principal) o los Ayuntamientos y Diputaciones con sus ayudas para los proyectos que la Fundación lleva a cabo. Al ser dependiente de CCOO, también recibe el 0,7% de las cuotas de los afiliados al sindicato, además de donaciones esporádicas que suelen ser anónimas y no muy cuantiosas.

La AECID financió hasta ahora un solo proyecto de educación.

5. Planificación de los proyectos y la dinámica de su puesta en marcha

A finales de año se preparan los presupuestos para los proyectos del año siguiente. Una parte de la planificación siempre es estable, otra variable, porque está sujeta a los plazos de las convocatorias, a las órdenes de las bases, etc. Cuando surge alguna variación se cambia en Plan y se pueden añadir o quitar proyectos “sobre la marcha”.

Los actores locales del país receptor con los que cuenta la FPS para trabajar de forma conjunta, son los que informan a ésta si se han cumplido o no los objetivos del proyecto, mediante la presentación de informes finales que describen lo conseguido. No obstante, la Fundación, aunque no tiene personal expatriado que acompaña la puesta en marcha de los proyectos de cooperación, realiza viajes de seguimiento, normalmente uno al año, allá donde tiene dichos proyectos. En este seguimiento se hace un DAFO de la situación después de implementado ya el proyecto o antes de implementarlo, o incluso a lo largo de su ejecución para ver qué es lo que se ha conseguido realmente después de la intervención o cómo es la situación antes de intervenir o cómo se va realizando el trabajo. Esto permite hacer una evaluación del grado de viabilidad de las acciones en la zona y los logros alcanzados o los que quedan por conseguir.

Los viajes de seguimiento también sirven para conocer problemas y debilidades de la propia Fundación, aspectos en los que puede mejorar o actuar de otra forma. Es más, para conocer mejor las carencias y problemas internos de la FPS, se hacen reuniones una vez al año para hacer un diagnóstico de su situación interna.  

Los socios locales son los que envían los informes finales del proyecto. A partir de ese momento, la FPS tiene tres meses para justificar delante de la Administración correspondiente los gastos del proyecto mediante las facturas originales o compulsadas ante notario. Por tanto, a la hora de la Evaluación, no necesariamente se viaja para ver los resultados.

Desde Valencia se apoyan y se presentan a la Generalitat Valenciana las propuestas que previamente han enviado los socios locales desde el país de origen. Se preparan las propuestas y se presentan a Ayuntamientos, Diputaciones, etc. (depende de quien haya convocado las ayudas en cada caso). La planificación puede variar según las circunstancias (por ejemplo, en 2015 la GVA no sacó su convocatoria habitual y se tuvo que rehacer la planificación).

El diagnóstico lo hacen principalmente los socios locales, que también determinan las acciones concretas del Plan, ya que son los que conocen de primera mano cuáles son sus necesidades más prioritarias. Este diagnóstico se intenta confirmar o reforzar en los viajes de seguimiento por parte del personal de la FPS, pero no se altera.

Los proyectos se consensuan con los socios locales según las convocatorias. FPS les informa de que ha salido una convocatoria y son los socios locales los que eligen a qué tipo de proyecto prefieren destinar los fondos (agua potable, salud, etc.). Además, el proyecto a llevar a cabo no lo diseña o planifica la FPS, sino los actores locales del país receptor de ayuda. Asimismo, es la ONG local la que se encarga de implementar la ejecución de dicho proyecto.

El proceso de planificación está sujeto a los cambios que pueda haber a lo largo del año, que pasa desde que se formula un proyecto hasta que se empieza a ejecutar, a que es habitual que se tarde unos seis meses en aprobarse y otros seis en recibir el dinero. Así pues, dado que las realidades en las comunidades pueden experimentar cambios a lo largo de ese tiempo, la planificación tiene que revisarse y ajustarse a dichas variaciones.

6. Etapas de ejecución de un proyecto

6.1. Solicitud de subvención (el Ayuntamiento de Valencia como ejemplo)

Se indica el título del proyecto y el país de actuación al que va destinado dicho proyecto. Luego se señala la línea sectorial principal:

> Derechos básicos (salud, educación, agua, soberanía alimentaria, vivienda digna, etc.).

> Gobernabilidad democrática (fortalecimiento del gobierno local, de la sociedad civil, defensa, reconocimiento y ejecución de derechos humanos, prevención de conflictos y cultura de paz).

> Mejora de las capacidades económicas y productivas (fortalecimiento de las capacidades productivas, fortalecimiento de la gobernabilidad democrática, políticas públicas y  cohesión social).

> Empoderamiento de la mujer.

Hecho esto, se pasa al tema de financiación. Aquí es imprescindible indicar el coste total del proyecto y la subvención total solicitada, que no debe sobrepasar el 80% del coste del proyecto. Después se indica la fecha de inicio del proyecto y su fecha de finalización.

Como el proyecto a llevar a cabo contará seguramente con alguna contraparte en el país receptor de ayuda, se pide la identificación de la misma y su presentación al Ayuntamiento de Valencia. Para ello, se describe brevemente el proyecto, indicando los problemas a resolver y los objetivos a realizar, así como los diferentes titulares de derecho, de responsabilidades y de obligaciones del proyecto.

Se presenta la matriz de planificación, donde se indica el objetivo general, el objetivo específico, los indicadores objetivamente verificables, las fuentes de verificación y los resultados que se prevé alcanzar, así como las actividades a realizar para la consecución de dichos resultados con un cronograma bien detallado.

El personal remunerado debe ser fijo o temporal, indicando la existencia o no de algún tipo de voluntariado, y los recursos técnicos que harán falta para realizar el proyecto.

Por último, resulta importante el estudio de la viabilidad y sostenibilidad del proyecto, atendiendo a los siguientes criterios:

> Análisis económico de viabilidad: ¿Cómo se cubrirán los gastos de funcionamiento después del cese de la subvención?

> Viabilidad técnica: ¿Cómo se asegura la gestión, el mantenimiento y el funcionamiento del proyecto al finalizar la cofinanciación?

> Viabilidad sociocultural: la intervención deberá ser acorde a los modos de vida de la población beneficiaria.

> Impacto del proyecto (social, económico, ecológico y cultural).

> Enfoque de género.

> Identificación de riesgos: todo aquello que pueda obstaculizar la realización del proyecto.

> Identificación de aspectos posibilitantes: todo aquello que pueda contribuir al éxito del proyecto.

6.2. Informe final del proyecto (una vez realizado y acabado el proyecto)

Acabada la ejecución del proyecto, se hace un resumen de su situación actual, haciendo una valoración general del desarrollo del mismo (muy buena, buena, regular, deficiente, muy deficiente), y se indica si se ha conseguido el objetivo específico del proyecto.

6.2.1. Seguimiento de objetivo, resultados e indicadores

Se indica el objetivo específico alcanzado, el indicador objetivamente verificable previsto, el indicador objetivamente verificable alcanzado y las fuentes de verificación, los resultados esperados y sus indicadores y los resultados imprevistos y sus indicadores. Asimismo, se valoran las actividades realizadas.

6.2.2. Valoración global del proyecto. Evaluación y sostenibilidad de los resultados

> Valoración de la intervención: ¿ha habido problemas o dificultades? ¿Se ha elegido el enfoque más apropiado?

> Aporte del proyecto a la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible.

> Eficacia: ¿se han alcanzado el objetivo específico y los resultados previstos?

> Eficiencia: analizar los resultados en relación con el esfuerzo realizado y los recursos utilizados (financieros, materiales, técnicos y humanos).

> Pertinencia: ¿la calidad del diagnóstico y del diseño de la intervención ha sido muy buena, buena, regular o mala?

> Impacto: los cambios y efectos de la intervención, positivos o negativos, previstos o imprevistos.

> Análisis del impacto a nivel de género, principalmente.

> Viabilidad: la capacidad de permanencia de la intervención en el tiempo. Hay varios tipos de viabilidad: técnica, económica, gestión futura, etc.

> Población titular de derechos: indicar la población que se ha beneficiado de la intervención en términos de número y sexo.

> Señalar los puntos fuertes y los puntos débiles en el desarrollo de la intervención.

Planificación de proyectos de cooperación al desarrollo: el caso de la FPS
Comentarios