Piden 18 años de cárcel para un monitor de tenis por agredir sexualmente a una menor

Raqueta de tenis. / Munndiario
Raqueta de tenis. / Munndiario
La Fiscalía Provincial de Castellón solicita una condena ejemplar para el acusado, que aprovechó su posición de confianza para cometer los delitos.
Piden 18 años de cárcel para un monitor de tenis por agredir sexualmente a una menor

La Fiscalía Provincial de Castellón ha solicitado una pena de 18 años de prisión para V. M. G., un monitor de tenis de 58 años, acusado de cometer un delito continuado de agresión sexual a una menor de 14 años. Los hechos se desarrollaron entre septiembre de 2022 y abril de 2023, periodo durante el cual el acusado, aprovechando la confianza depositada en él por los padres de la joven, cometió reiteradas agresiones sexuales que resultaron en un embarazo no deseado.

El acusado, que se encuentra en prisión preventiva desde el 24 de abril del año pasado, era monitor de tenis de la menor en la provincia de Castellón. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, V. M. G., comenzó a interesarse especialmente por su rendimiento deportivo, llevándola personalmente a entrenar y a una vivienda de su propiedad en Vall de Uxó, donde ocurrieron los abusos.

El escrito de acusación detalla que las agresiones comenzaron con tocamientos inapropiados y progresaron hasta al menos diez violaciones. El acusado se aprovechaba de la vulnerabilidad de la menor, convenciéndola de que los actos eran necesarios para su desarrollo deportivo. En uno de los episodios descritos, V. M. G. le dijo a la joven que debía quitarse la camiseta para que él pudiera “palpar sus senos”, alegando falsamente que era para prevenir enfermedades. En otro, le insinuó que los orgasmos eran buenos para la relajación, intentando así normalizar los abusos.

El caso se agravó cuando, tras dejarla embarazada, el monitor suplicó a la menor que mintiera a sus padres, diciéndoles que había tenido relaciones sexuales con otro menor para evitar la cárcel. La joven, finalmente, tuvo que someterse a una interrupción voluntaria del embarazo.

Inhabilitación de 20 años

Además de los 18 años de cárcel, la Fiscalía solicita una inhabilitación de 20 años para cualquier actividad que implique contacto con menores, la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima y de comunicarse con ella por un periodo de 28 años, así como el pago de una indemnización de 50.000 euros y los costes médicos derivados del tratamiento de la menor.

Este caso se suma a otros incidentes similares en el ámbito deportivo, como la condena en noviembre de 2020 a un entrenador de gimnasia artística del Club Gymnàstic de Betxí por abusos sexuales a menores.

Investigaciones recientes contabilizan hasta 1.132 víctimas y 206 casos de abuso en el deporte. La tendencia de algunos entrenadores a realizar funciones para las que no están cualificados, como dar masajes, es señalada por los delegados de protección como un riesgo que facilita el acercamiento indebido a menores, subrayando la necesidad de definir claramente las competencias de los técnicos y monitores. @mundiario

Comentarios