Las insólitas condiciones de Pfizer a los países suramericanos

Vacuna de Pfizer. / RR SS.
Vacuna de Pfizer. / RR SS.

La farmacéutica estadounidense habría solicitado incluso activos soberanos, además de otras exigencias extraordinarias.

Las insólitas condiciones de Pfizer a los países suramericanos

Todo podría haber quedado al descubierto. Una publicación de la organización periodística The Bureau of Investigative Journalism (TBIJ), en conjunto con medios periodísticos peruanos, revelaron datos sobre las insólitas exigencias que la farmacéutica Pfizer habría impuesto a cambio de que las vacunas llegasen a Suramérica.

De acuerdo con lo descrito por el informe, y las acotaciones de los periodistas, las condiciones de la firma fueron “abusivas” al momento de hacer el negocio con la compra de las millonarias vacunas. Entre las peticiones de la empresa destacaría que, como garantía, se pusiesen los activos soberanos de los países, incluyendo bases militares, embajadas o reservas de bancos federales.


También te puede interesar: 

América Latina recibirá 35 millones de vacunas contra la Covid-19


 

Esto sería una garantía en caso de posibles demandas por resultados adversos luego de la aplicación de las dosis. Por ello, una fuente anónima señaló que Pfizer hacía una “intimidación de alto nivel”.

Exigencias muy extremas

En el caso de Argentina, pese a que es frecuente plantear ciertas condiciones como garantía, la firma norteamericana no tuvo límites, pues, tal como señaló la fuente: “En lugar de ceder en algunos puntos, Pfizer exigía más y más”.

Además de ello, en el caso particular de Argentina, donde las negociaciones quedaron paralizadas, la estadounidense solicitaba que el país contara con un seguro internacional, en caso de que se presentaran conflictos a futuro.

Las fuentes argentinas develan que Pfizer pidió colocar sus activos como garantías, además de inmuebles estratégicos y fondos del Banco Central.

El funcionario, que decidió ocultar su nombre por seguridad, comentó que: "Era una exigencia extrema que solo había escuchado cuando había que negociar la deuda externa, pero tanto en ese caso, como en este, la rechazamos inmediatamente”.

De forma pública, sí se sabe que el entonces ministro de Salud argentino, Ginés García González, expresó: “Pfizer se portó mal con Argentina”, sobre todo porque este país había sido usado como sede para los ensayos clínicos de la vacuna y hoy día los ciudadanos no pueden contar con ella. @mundiario

Las insólitas condiciones de Pfizer a los países suramericanos
Comentarios