Buscar

MUNDIARIO

Pese a que las muertes en Reino Unido aumentan el Gobierno se empeña en iniciar la desescalada

El Gobierno de Johnson se inclinó inicialmente por proteger la economía, para luego cambiar de estrategia e intentar mantener un confinamiento blando que no está funcionando del todo.
Pese a que las muertes en Reino Unido aumentan el Gobierno se empeña en iniciar la desescalada
Boris Johnson, primer ministro. / Gobierno británico
Boris Johnson, primer ministro. / Gobierno británico

Reino Unido oficialmente cuenta con 33.186 muertos, una cifra que constata con la que ofrece la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), que actualiza los fallecimientos en geriátricos, y que ya registra más de 40.000 muertos en el país, prácticamente la mitad registrada en EE UU, un país con una mayor población, y unos números que superan por mucho a los de otros países europeos como Francia, España, Alemania e Italia.

Esto es el resultado de la estrategia llevada por el Gobierno de Boris Johnson, que en un principio buscó permitir que la pandemia avanzara para crear inmunidad a la población y así proteger la economía, algo que fracasó y llevó a que la Administración anunciara una cuarentena blanda.

Pese a esto a que los expertos aseguran que se están infectando unas 20.000 personas al día, el Gobierno de Johnson ha iniciado con la desescalada. Esta semana abren los centros de jardinería y se flexibilizan las reglas para hacer ejercicio y estar en los espacios públicos. 

Hay quienes critican que en Reino Unido nunca hubo una cuarentena realmente dura y las personas hacían lo que querían. 

A las malas noticias sanitarias, hay que sumarle la previsión del Banco de Inglaterra, que asegura que la economía perderá unos 500.000 millones de euros, el PIB se desplomará a niveles que no se veían desde la Segunda Guerra Mundial y el desempleo alcanzará el 9%. Unas estadísticas nada alentadoras para el Gobierno de Johnson. @mundiario