Las personas que hablan solas no sufren de inestabilidad mental

Mujer hablando. Yahoo.
Mujer hablando. / Yahoo.

Hablar solo por las calles o expresar un pensamiento en voz alta, para luego responderte a ti mismo, no es un reflejo de que sufras de algún problema mental o psicológico, es todo lo contrario.

Las personas que hablan solas no sufren de inestabilidad mental

Las personas suelen hablar solas y eso no es un símbolo de inestabilidad mental o de que sufran de algún problema o síndrome. Aunque muchos lo ignoren, hablar solos es una actividad muy común que suele suceder dentro de nuestra cabezas, lo que pasa es que por cuestiones sociales, la gran mayoría de las personas prefieren no expresarse en voz alta para evitar que otros piensen que están locos.

Según los psicólogos, es una forma de tomar notas en nuestra cabeza, es decir, es una práctica que ayuda a recordar cosas para que no las olvidemos tan fácilmente. Generalmente, cuando las personas hablan solas, lo hacen para corregirse, darse alguna instrucción o darse ánimos para llevar alguna tarea difícil adelante. El objetivo final de hablar solos, es poder resolver algún conflicto que esté causando problemas.

El hablar solos, no es un acto aprendido, es un mecanismo que libera nuestro cerebro que nos ayuda a simplificar cualquier situación. Un estudio publicado en Quarterly Journal of Experimental Pyschology y llevado a cabo por las Universidades de Wisconsin y Pennsylvania, concluyó que el acto de hablar solo, ayuda a mejorar los problemas de atención. La investigación se realizó en 20 voluntarios y pudo comprobar que hablar solo, no es un síntoma de locura, más bien ayuda a que las personas sean más decisivas y puedan controlar sus pensamiento, las reacciones emocionales y las cognitivas.

Otro dato interesante, es que hablar solo es una actividad que los humanos hacen desde pequeños. Los niños de entre 2 y 3 años, suelen practicarlo constantemente hablando con sus amigos imaginarios y de allí suelen sacar muchas conversaciones interesantes que son el reflejo de lo que han visto o aprendido en el día a día.

Con el paso del tiempo, las personas no dejan de hablar solas, pero si se cohíben de hacerlo en público o en la calle, porque hacerlo es un indicio para que otros piensen que están locos. Así, la gran mayoría adquiere un autocontrol y deja las conversaciones para los momentos de soledad o las mantiene dentro de su cabeza.

Muchos expertos apuntan que no está bien silenciar la voz interna, es decisión de cada quien el cómo y cuándo hablar solos, pero no hay que dejar de hacerlo porque es un buen ejercicio para recordar, animarse y comprenderse.

Las personas que hablan solas no sufren de inestabilidad mental
Comentarios