Buscar
loading...

Las personas con albinismo sufren de aislamiento, mutilaciones e incluso la muerte

Las personas con albinismo siguen temiendo por sus vidas. Sin embargo, son alentadores la resiliencia y el valor de los sobrevivientes de estos ataques, que condenamos.

Las personas con albinismo sufren de aislamiento, mutilaciones e incluso la muerte
Nastya Zhidkova, una belleza albina. / Twitter
Nastya Zhidkova, una belleza albina. / Twitter

Firma

Ban Ki-moon

Ban Ki-moon

Master en Administración Pública en la Kennedy School of Government, de la Universidad de Harvard. Exministro de Relaciones Exteriores y Comercio de la República de Corea. Fue Secretario General de Naciones Unidas hasta 2016.

Las personas con albinismo siguen temiendo por sus vidas. Sin embargo, son alentadores la resiliencia y el valor de los sobrevivientes de estos ataques, que condenamos.

Si cuentan con las oportunidades adecuadas, las personas nacidas con albinismo pueden vivir una vida normal, sana y productiva pero, lamentablemente, demasiadas sufren de aislamiento, mutilaciones e incluso la muerte a causa de la persistente discriminación y la ignorancia que rodean a su condición. El Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo ofrece la oportunidad de disipar los mitos que rodean a esas personas y ayudar a que puedan ejercer sus derechos humanos inalienables.

Las denuncias constantes de violaciones, asesinatos y ataques brutales contra las personas con albinismo, incluidos niños, mujeres, personas con discapacidad y personas de edad, siguen siendo motivo de profunda preocupación. Las personas con albinismo siguen temiendo por sus vidas. Sin embargo, son alentadores la resiliencia y el valor de los sobrevivientes de estos ataques, así como las habilidades de las personas con albinismo y el grado de compromiso de quienes trabajan para el disfrute de sus derechos.

La reciente designación de un día de conmemoración por la Asamblea General demuestra la creciente comprensión internacional de la necesidad de luchar contra la discriminación y el estigma que afectan a las personas con albinismo al tiempo que se abordan sus causas fundamentales.

Aunque los ataques contra los albinos puedan responder a la ignorancia, son actos criminales que exigen justicia. Hago un llamamiento a los Estados a que adopten todas las medidas posibles para ofrecer una mayor protección a las personas con albinismo en situación de riesgo y a que fortalezcan sus respuestas jurídicas a los delitos que afectan a este grupo vulnerable.

Los Estados también deberían adoptar estrategias integrales para erradicar las prácticas discriminatorias contra las personas con albinismo y velar por que tengan un acceso adecuado a la atención de la salud, los servicios sociales, el empleo y la educación. Por su parte, las Naciones Unidas seguirán movilizando la acción internacional contra esta abominable variante de la discriminación. Hago un llamamiento a todos los países a que apoyen este esfuerzo. Incluso aquellos en los que la discriminación no es un problema predominante deben apoyar a los denodados activistas que defienden los derechos de las personas con albinismo.

Aprovechemos el Día Internacional de Sensibilización sobre el Albinismo -ya celebrado el 15 de junio- para defender la dignidad inherente de las personas que sufren este trastorno y, en el proceso, ayudemos a crear un mundo mejor para todos.