El periodismo como profesión de alto riesgo capaz de cobrar vidas

La periodista asesinada, Daphne Caruana Galizia. / RRSS
La periodista asesinada, Daphne Caruana Galizia. / RRSS

Daphne Caruana Galizia, una de las periodistas de investigación más conocidas de Malta, fue asesinada luego de que una poderosa explosión destruyera su automóvil.

El periodismo como profesión de alto riesgo capaz de cobrar vidas

No es extraño ver periodistas que se meten en problemas a causa de su trabajo. Desde los de espectáculos cuando incomodan a una gran estrella, hasta los numerosos periodistas mexicanos que han perdido la vida en los últimos años. El fenómeno no es algo exclusivo de un país o un continente, y el caso más reciente se ha producido en Malta,  un pequeño país insular miembro de la Unión Europea.

El brutal asesinato de la reportera investigadora maltesa, Daphne Caruana Galizia, arroja esta una luz indeseable sobre una pequeña nación insular que muchos en Europa conciben como  el destino ideal para unas vacaciones, si es que siquiera pensaban en ella.  Ahora, el país más pequeño de la UE, con una población de menos de 450,000, también será conocido como el lugar donde una periodista puede ser asesinada por un coche bomba en plena luz del día, y un lugar donde muchos señalan con el dedo directamente al gobierno.

Si bien después del hecho la policía solo confirmaría que la explosión había tenido lugar, el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, dijo que basándose en pruebas preliminares, los indicios señalaban que Caruana Galizia murió en la explosión, pero eso fue todo.  Según los medios locales, la periodista habría sido asesinada poco después de dejar su hogar en Bidnija, cerca de Mosta.

Caruana Galizia, de 53 años, fue destacada por el sitio web político Politico como una de las 28 personas que tendrían un gran impacto en Europa en el año 2017 después de su trabajo en la exposición de la corrupción dentro de la escena política de Malta. Otros medios la describieron como una “mujer WikiLeaks”, cruzada contra la falta de transparencia y la corrupción en Malta.

Cuando el hijo de Caruana Galizia, Matthew, también periodista, habló el pasado martes, fue para condenar a un "estado de la mafia donde serás hecho pedazos por ejercer tus libertades básicas. Mi madre fue asesinada porque se interponía entre el estado de derecho y aquellos que intentan violarlo, como muchos periodistas fuertes”, dijo.

Según medios malteses, Caruana Galizia dijo a la policía hace dos semanas que había recibido amenazas. Qué tan en serio fue tomado ese informe es una suposición para cualquiera, pero un sargento de la policía llamado Ramón Mifsud fue suspendido el martes por publicar un mensaje en Facebook que ponía con dos palabras en inglés: "Feeling Happy” o “me siento feliz”, algo que sin duda genera suspicacia.

Su popular blog, "Running Commentary", fue uno de los más influyentes dentro de la política maltesa y fue un factor principal para que Muscat convocara elecciones anticipadas hace cuatro meses después de que ella afirmara que el primer ministro y su esposa estaban vinculados al escándalo de los Papeles de Panamá. La pareja negó las acusaciones.

En su última entrada de blog, que fue subida el lunes 30 minutos antes de la explosión, Caruana Galizia apuntó a los legisladores de la oposición y calificó la situación política actual como "desesperada". El caso está lejos de terminar después de este desenlace fatal. @mundiario

El periodismo como profesión de alto riesgo capaz de cobrar vidas
Comentarios