La pastora Piraquive, acusada por la abogada más famosa de la cadena Telemundo

Dra. María Luisa Piraquive, el día de su condecoración en México. / Twitter
Dra. María Luisa Piraquive, el día de su condecoración en México. / Twitter

En un episodio del programa "Caso Cerrado" sobre fanatismo religioso, la presentadora Polo expuso su opinión sobre María Luisa Piraquive, que provocó la indignación de sus seguidores.

La pastora Piraquive, acusada por la abogada más famosa de la cadena Telemundo

En un episodio del programa Caso Cerrado sobre fanatismo religioso, la presentadora Polo expuso su opinión sobre María Luisa Piraquive, que provocó la indignación de sus seguidores.

La pastora Piraquive ha sido acusada por la abogada más famosa de la cadena Telemundo, una de las más importantes para la comunidad hispana que vive en los Estados Unidos, tanto que el pasado mayo presentó en Nueva York la estrategia de penetración de la mano de NBCUniversal Hispanic Group. Destacaron el enfoque CultureFirst (Cultura Primero) que van a darle a la implementación televisiva. Dentro de esa parrilla hay programas de audiencia asegurada, uno de ellos es Caso Cerrado, que lo dirige la abogada cubano estadounidense Ana María Polo, quien tiene un doctorado en economía y derecho, y vive con su familia en Puerto Rico. Ella se ganó un lugar en la televisión por el carácter con que emite las resoluciones de los juicios presentados en su programa, que toca temas importantes que aquejan a la comunidad hispana, como la inmigración ilegal, el abandono infantil, las relaciones sentimentales, etcétera.

Hace un par de semanas, su programa tocó el tema del fanatismo religioso por una denuncia presentada hacia un grupo religioso denominado “Los siete pecados capitales” que manipulada a sus seguidores y les exigían hacer rituales vergonzosos. La demandante explicó que uno de los actos consistía en “ver a mi esposo teniendo relaciones sexuales íntimas con ella”, a lo que la demandada respondió que “estaba sacándole los espíritus”. Otro suceso se basó en comerse las heces de la demandada, y ésta objetó que esas “son las reglas” de su iglesia. Además les hacía pedir limosnas en la calle para entregarle el dinero a ella.

En el transcurso del programa la presentadora escuchó a los litigantes y trajo profesionales en el área de la psicología para que explicarán científicamente el por qué del comportamiento, argumentando “un claro trastorno de personalidad y un problema psicológico porque la mayoría de personas que son fanáticas a la religión tienen un proceso psicológico, o son demasiado vulnerables y tienen baja autoestima o no tienen escrúpulos”.

Ante el análisis, la doctora Polo apuntó “estos seres en poder manipulativo que tienen estos desordenes de personalidad son muy persuasivos y peligrosos, y hay que estar muy pendientes. Hay cientos de historias en la internet de estos pastores descarados”, comparando el caso que estaba juzgando con el caso de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, dirigida por la pastora María Luisa Piraquive, y no limitó su opinión sobre ella: “Aquí en Colombia hay una que se llama María Luisa Piraquive, que está siendo investigada. Una mafiosa de primera. La señora lo que tiene de internacional, es un sinnúmero de propiedades, es multimillonaria, señores. Y todo a nombre de sus seguidores. Mire qué simpático: ella no deja que las personas lisiadas suban al púlpito, me imagino que para no verse obligada a hacer un milagro”.

Palabras que ofendió en gran medida a los más de dos millones de seguidores de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional que hay alrededor del mundo, tanto que se inició una petición en la plataforma change.org, dirigida a Telemundo para que tomen las medidas correctivas por las palabras emitidas por la señora Ana María Polo en su programa Caso Cerrado, hacia la pastora Piraquive. Convocatoria que en menos de dos semanas ya consiguió más de 27.000 firmas de apoyo.


El comunicado suscribe el “profundo descontento” por las declaraciones injuriosas y calumniosas hacia la Hermana, porque “es un evidente irrespeto a nuestro sentimiento religioso,  ya que a nuestra líder no se le ha comprobado que tenga nexos con la mafia ni con ningún grupo al margen de la ley”, como lo ratifica la Fiscalía 286 de patrimonio económico que archivó la investigación por injuria.

Además, se puede leer “la honrosa posición que le ha merecido su ejemplo de vida en medio de la Iglesia”, y el reconocimiento internacional a su labor humanitaria según los informes y testimonios publicados en el sitio web de su Fundación María Luisa, que desde hace 40 años trabaja por la educación y las personas en situación de discapacidad. Además de las menciones por parte de “Disposiciones internacionales, la carta de las Naciones Unidas, las declaraciones supranacionales sobre los Derechos Humanos y las libertades fundamentales, así como las normas emitidas por la Organización de Estados Iberoamericanos”.  Acontecimientos que distan mucho del caso que estaba juzgando en su programa.

Los afectados suscitan a que “se tomen las medidas correctivas por parte del Canal, en aras de mitigar los efectos nocivos del daño que ya han causado semejantes declaraciones, falsas, tendenciosas y apartadas de la verdad, en nuestro sentimiento religioso, en nuestras vidas, pero sobre todo, en la honra y el buen nombre, probos como ningún otro, de la Hermana María Luisa Piraquive”.

Por un lado no hay conocimiento de que la cadena Telemundo se haya pronunciado sobre el tema, probablemente porque entra en juego la libertad de expresión y opinión personal como defensa. Por otro, los seguidores de la iglesia siguen en la batalla de exigir respeto, que no se falte a la verdad sin pruebas, porque “nosotros solo queremos obedecer a Dios siguiendo los preceptos de la Biblia, y ayudar a nuestro prójimo como Dios lo demanda”, comentó un seguidor de la iglesia.

En definitiva está es la situación de las dos partes a día de hoy, y no se sabe si al final se sentarán en el banquillo la doctora Polo y la pastora Piraquive como litigantes, y que sea Dios el juez de este caso.

La pastora Piraquive, acusada por la abogada más famosa de la cadena Telemundo
Comentarios