Las pasiones sin freno tienen nombre español y de mujer: Mercedes seduce a Benz

Logotipo de Mercedes-Benz
Logotipo de Mercedes-Benz

Mucha gente sabe que la marca "Mercedes Benz" incluye el nombre "Mercedes" porque así se llamaba una hija de Emil Jellinek. Pero ¿por qué Mercedes Jellinek tenía un nombre tan español?

Las pasiones sin freno tienen nombre español y de mujer: Mercedes seduce a Benz

"El nombre con que fue bautizada mi hija... pierde su valor publicitario si se le añade otro cualquiera. Es un nombre algo exótico pero atractivo, fácil de pronunciar y suena bien. Si Vds. quieren, vendan nuevos Damlier o Damlier-Mercedes, yo sólo venderé Mercedes".

Cuando la semana de las carreras en Niza estaba a punto de comenzar, una de tantas del siglo XIX, un sólo nombre se repetía de boca en boca: "Mercedes".

El origen de Mercedes Jellinek

Mucha gente sabe que la marca "Mercedes Benz" incluye el nombre "Mercedes" porque ese era el nombre de una hija de Emil Jellinek. Pero es menos conocido el motivo por el cual Mercedes Jellinek, nacida en Viena, tenía un nombre tan español.

Sin olvidar que la otra parte de "Mercedes Benz", Benz, debía su nombre a Karl Benz, que creó el primer coche en 1886, un prototipo de tres ruedas y una sola marcha, también conocido como "triciclo Benz".

Emil Jellinek (Leipzig 1853 - Ginebra 1918) era hijo del prestigioso rabbí Adolf/Aaron Jellinek y hermano del filólogo Max Hermann Jellinek y del jurista Georg Jellinek. Diplomático y empresario, comenzó a interesarse por los automóviles en la ciudad de Niza, a donde solía acudir en invierno. Al principio, Emil adquiría vehículos de diversos fabricantes, para venderlos a empresarios, aristócratas  y millonarios europeos. En 1899 Emil participó con uno de los coches que había adquirido en las cinco carreras que se celebraban cada año en la Riviera Francesa, ganándolas todas.

Mercedes

El seudónimo de su equipo de carreras era "Mercedes", y este nombre estaba escrito en las carrocerías. Él  mismo era conocido como "Monsieur Mercedes" según escribió su hijo Guy en su propia biografía "Mi padre el Sr. Mercedes".

El "Mercedes" cayó en gracia, y al poco tiempo, en 1902, todos los coches de la compañía se llamarían así.

En 1903 Emil Jellinek cambió legalmente su nombre por Emil Jellinek-Mercedes (comentando que "probablemente es la primera vez que un padre toma el nombre de su hija"); por eso sus hijos, todos sus hijos, se apellidan Jellinek-Mercedes. Debía ser grande el amor por su hija Mercedes (quizá incrementado por el hecho de la prematura muerte de Rachel, que murió dejando huérfana a Mercedes con tan sólo 4 años), y con su nombre bautizó tres de sus villas: Villa Mercedes y Villa Mercedes II, en Niza, y Villa Jellinek-Mercedes, en Baden, además de un par de yates. Por otro lado, al parecer Emil era supersticioso y también pudiera influir en la copiosa utilización del nombre de su hija el positivo significado propio del nombre (merced).

Mercedes-Benz

Años más tarde, en 1926, DMG (Mercedes) se unió a Benz, dando lugar a "Mercedes-Benz".

Pero, ¿por qué un centroeuropeo eligió un nombre español para su primera hija?

La historia empieza en Tetuán, donde Emil Jellinek, asistente diplomático, conoce a la que será madre de Mercedes, Rachel Goggmann. Según cuenta Guy Jellinek en "Mi padre el Sr.Mercedes", Emil se cayó de su caballo, rompiéndose el tobillo, frente a la casa de Rachel, en donde fue atendido.

El nombre completo de Rachel era Rachel Carmen, y nació en 1854 en Tremecén (Argelia), de ascendencia francesa-sefardí. Su apellido es más dudoso: la mayoría de las veces aparece citada como Rachel Goggmann/Gogman Canrobert o Cenrobert, pero en el sitio genealógico Geni aparece como Rachel Goggmann/Gogman Azoulay, hija de Moise Gogman y Meriem Azoulay. Azoulay es un apellido sefardí, común entre los judíos del norte de África de origen francés, descendientes de españoles.

Rachel

Sobre la filiación de Rachel, y siguiendo con el libro de Guy Jellinek, podría ser hija del famoso mariscal de Francia François Certain Canrobert

"El misterioso origen de la joven añadía una especial fascinación. Se decía que era hija ilegítima del Mariscal Certain Canrobert... y que el distinguido soldado la había entregado al Sr.Gogman, que la trajo con él desde Crimea y la adoptó al casarse en 1865. Es una pena que de toda la historia sólo el nombre del defensor de Saint-Privat sea "seguro".

¿Española?

 En la versión que se ha consultado, en idioma inglés, se juega con el significado de la palabra "certain" (similar a "cierto" en español, que según la RAE es "conocido como verdadero, seguro, indubitable") que forma parte del nombre del Mariscal. Incluso, no faltan fuentes que afirman que Rachel era española, catalana por más señas.

Guy Jellinek (más propiamente, Guy Jellinek-Mercedes), hijo del segundo matrimonio de Emil Jellinek, al mencionar los nombres de su hermana Mercedes, señala: "Estos nombres suenan verdaderamente españoles, y desde luego, España tenía un lugar de honor entre los caprichos de mi padre. Había perfeccionado el idioma (español) y le gustaba hablarlo."

¿No es posible encontrar alusiones a España en el conocido anuncio "Mercedes right brain"? Las más claras, el toro y el colorido (amarillo y rojo, los colores de la bandera española).

Debía tener razón Emil Jellinek respecto a la sonoridad y valor publicitario del nombre de su hija… Sin duda la marca de la estrella tiene un listón alto para que su slogan preferido ‘Lo mejor, o nada’ se mantenga, desde luego, tarea que ya  no depende de la joven Mercedes. A día de hoy, muchos son lo que reviven aquellas pasiones sin freno que, sobre ruedas, y gracias a  un nombre español y de mujer, no sólo convenció a Benz sino que sigue enamorando a uno de los mundos más exigentes, el de lo exclusivo.

Las pasiones sin freno tienen nombre español y de mujer: Mercedes seduce a Benz
Comentarios