Buscar

MUNDIARIO

El pasaporte inmunitario no es una opción para la ONU

El organisno destaca la posibilidad de segundas infecciones, una cuestión que actualmente está en investigación.
El pasaporte inmunitario no es una opción para la ONU
Pasaporte. / Expansión.
Pasaporte. / Expansión.

Muchos países han señalado la posibilidad de emitir un pasaporte inmunitario para las personas que hayan superado la enfermedad, algo que servirá para que circulen sin tantas restricciones y una cuestión que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no termina de aceptar. 

La OMS advierte sobre la poca evidencia que hay sobre la inmunidad de los anticuerpos de las personas que han superado la Covid-19 y tampoco hay mucha información sobre segundas infecciones. Para la organización, este tipo de documento podría “aumentar los riesgos de transmisión continua”.

“Actualmente no hay evidencia de que las personas que se hayan recuperado de la Covid-19 y tengan anticuerpos estén protegidas de una segunda infección", alerta la organización luego de que algunas naciones se mostraran partidarias de esta opción.

La comunidad científica acepta que las personas que han superado la enfermedad, han logrado generar anticuerpos que bloquean el SARS-CoV-2, pero desconocen por cuánto tiempo permanecen activas estas proteínas protectoras en el organismo luego de una primera infección y si son capaces de defender a la persona de una segunda infección.

“La mayoría de estos estudios muestran que las personas que se han recuperado tienen anticuerpos contra el virus. Sin embargo, algunas de estas personas tienen niveles muy bajos de anticuerpos neutralizantes en la sangre, lo que sugiere que la inmunidad celular también puede ser crítica para la recuperación”, avisa la OMS.

La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), se posiciona en la misma línea que la OMS y señala que: "No sabemos si los anticuerpos son protectores, el tiempo que duran y si son neutralizantes o no". De igual manera, expresan que este tipo de documento conduce a “la limitación estratificada de las libertades y derechos fundamentales por motivo de salud” y generan "discriminación y estigma en función del estado serológico”. “Las medidas dirigidas a hacer público el estado serológico pueden disuadir a la población en la búsqueda de atención sanitaria”, afirmaron.

"Las personas que asumen que son inmunes a una segunda infección porque han recibido un resultado positivo pueden ignorar los consejos de salud pública. Por lo tanto, el uso de dichos certificados puede aumentar los riesgos de transmisión continua”, concluye por su parte la OMS, partidaria a esperar nuevos estudios sobre el comportamiento del virus. @mundiario