No te pasa solo a ti, los perros también asocian sonidos agudos con objetos altos

Perros. / Pexels.com.
Perros. / Pexels.com.
Si escuchas una nota aguda como el sonido de un silbato es probable que te imagines algo alto. Resulta que los perros pueden tener la misma reacción, según un nuevo estudio.
No te pasa solo a ti, los perros también asocian sonidos agudos con objetos altos

Los hallazgos podrían apuntar a un "mecanismo compartido evolutivamente más antiguo de por qué asociamos ciertos sonidos con rasgos físicos específicos", dice Anna Korzeniowska, una de las autoras del estudio y científica del comportamiento animal en la Universidad de Sussex en Brighton, Reino Unido.

Numerosos estudios han relacionado los ruidos agudos no solo con la elevación, sino también con objetos brillantes o pequeños. Estos enlaces pueden surgir a través de la experiencia, pues los animales más pequeños, como los ratones y las aves, suelen emitir sonidos más agudos, mientras que los animales grandes, como los osos, vocalizan a un tono más bajo. Alternativamente, los enlaces podrían deberse a las características existentes del idioma inglés, como el uso de las palabras "alto" y "bajo" para describir el tono y la elevación.

Sin embargo, para algunos emparejamientos de sonido, los científicos no han podido encontrar una explicación lógica. Los tonos altos, por ejemplo, se consideran brillantes, mientras que los tonos bajos a menudo se interpretan como "oscuros". Hasta la fecha, ninguna hipótesis ha sido capaz de explicar completamente por qué podríamos asociar una nota alta con estas diferentes experiencias sensoriales.

Los investigadores reclutaron a 101 caninos y les mostraron animaciones de una pelota moviéndose hacia arriba y hacia abajo. A veces, la pelota iría acompañada de un sonido que se hizo más alto en el tono a medida que la bola se movía hacia arriba y más abajo en el tono cuando la bola se movía hacia abajo o viceversa.

De esa forma, los investigadores pudieron extraer 64 ensayos utilizables y descubrieron que, en general, los perros pasaron aproximadamente un 10% más de tiempo siguiendo la pelota cuando el sonido acompañante aumentó en tono cuando la pelota se levantó. Esto probablemente significa que los animales asocian el aumento de un tono como "mayor" en la elevación, informan los investigadores hoy en Biology Letters. El hallazgo sugiere que el vínculo entre los tonos y la posición en el espacio va más allá del simple lenguaje: podría ser un conocimiento innato compartido por varios tipos de mamíferos y posiblemente transmitido a través de los árboles genealógicos de los animales, dicen los autores.

"Hay alguna evidencia a favor de esa idea", dice Marcus Perlman, un científico cognitivo de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido que no participó en el trabajo. Perlman dice que el diseño del estudio es "razonable", pero podría haber factores de confusión. Por ejemplo, los propietarios, que estaban sentados cerca de los perros durante el experimento, podrían haber dado a sus cachorros una señal inconsciente cuando el lanzamiento y la pelota se elevaron en conjunto, a pesar de los mejores esfuerzos de los investigadores para evitar esto. Además, los dueños de perros podrían haber entrenado a los perros con señales verbales que les hicieran asociar una voz grave con algo en el suelo, y viceversa.

Un estudio de seguimiento interesante, agrega Perlman, sería observar a los perros cuyos dueños hablaban idiomas que no asocian el tono y la colocación en el espacio, como el farsi. Los hablantes de farsi tienden a asociar el tono más alto con la "delgadez" y los tonos más bajos con el "grosor". Si los propietarios contribuyen a las asociaciones audiovisuales de sus perros, los perros de los altavoces farsi pueden prestar mucha atención a un engrosamiento de la forma junto con un tono que cae.   @mundiario

 

 

No te pasa solo a ti, los perros también asocian sonidos agudos con objetos altos
Comentarios