Buscar

MUNDIARIO

Parker, la primera nave que logra entrar en el Sol

La sonda logra entrar en la peligrosa atmósfera solar, un lugar dominado por un millón de grados y vientos que hasta 150 kilómetros por segundo.

Parker, la primera nave que logra entrar en el Sol
Sonda Solar Parker. / NASA.
Sonda Solar Parker. / NASA.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

La humanidad logra otro paso en la interminable carrera espacial al lograr que por primera vez una nave espacial lograse atravesar la atmósfera del Sol, algo que se creía prácticamente imposible. Los expertos han publicado los primeros resultados científicos recogidos por la Sonda Solar Parker, creada por la NASA. Los primeros datos nos dejan saber que se trata de una estrella muy violenta y mucho más misteriosa de lo que creíamos.

La misión concreta de Parker es entender por qué las capas más superficiales de la atmósfera solar, la corona, es capaz de alcanzar temperaturas de un millón de grados mientras que en la superficie solo hay unos 5.000 grados. Los científicos buscan comprender esto debido a que es esencial para entender el comportamiento de la estrella y su viento solar, que no es más que una ola de partículas subatómicas cargadas que escupe en todas direcciones. Estas tormentas solares son muy peligrosas para los astronautas y son capaces de dañar los aparatos eléctricos y colapsar las comunicaciones por satélite.

La sonda explora la zona a unos 24 millones de kilómetros de la superficie y sigue una órbita donde busca acercarse al máximo al Sol, para luego alejarse hasta llegar a Venus, el segundo planeta más cercano a la estrella. Ha logrado su cometido gracias a un escudo térmico que siempre está frente al Sol y puede soportar temperaturas de 1.400 grados. Dentro de Parker hay instrumentos científicos que se mantienen a unos 30 grados.

Los primeros resultados se han publicado en cuatro estudios de la revista científica Nature. Uno de ellos explica que el flujo de partículas es mucho más rápido de lo que creían los expertos. En poco más de un mes, Parker utilizará la gravedad de Venus para lanzarse aún más profundamente en la atmósfera del astro. Su órbita se irá cerrando cada vez más en los próximos cinco años hasta alcanzar su máxima cercanía, a unos 6,9 millones de kilómetros de la superficie, algo que les permitirá a los expertos conocer más detalles del Sol.  @mundiario