El Ficcionario hace saltar paradojas y alarmas en Navidad

Diógenes, cuadro de Jean-Léon Gérôme (1860).
Diógenes en su tinaja, imaginado por el pintor francés Jean-Léon Gérôme (1860).

Aproximadamente 40.000 personas carecen de hogar en España, una situación a la que la mayoría de ellas se ha visto abocada al haber perdido el empleo. Mientras, 3,5 millones de casas permanecen vacías.

El Ficcionario hace saltar paradojas y alarmas en Navidad

El Ficcionario de esta semana se reviste de "espíritu navideño", sobre todo para recordar una realidad dolorosa y reclamar soluciones justas y solidarias. Pero también por prevenir contra las palabras que desatan la ira o enfadan, establecer compromisos de ayuda, mostrar cómo la dignidad y el lujo exagerado se repelen o denunciar a los que sólo por interés propio promueven el temor o el miedo.

talko. (angl.). Polvo de silicato de magnesio que, aplicado en los alrededores de la boca, se utiliza para impedir las irritaciones del habla. Es fácil saber quién lo utiliza, habida cuenta del rastro blanquecino que deja en los labios.

tayudo. 1. Persona que ya no es lo suficientemente joven como para practicar ese sistema japonés de lucha que tiene como objetivo principal defenderse sin armas mediante llaves y movimientos rápidos aplicados con destreza al cuerpo del otro. 2. Contracción de "te ayudo", especialmente cuando se dice a una persona que por estar viciada en algo durante mucho tiempo tiene dificultades para dejarlo.

taziturno. Dícese del que en un albergue para los "sin techo" aguarda callado la cola para que le sirvan una taza de sopa o leche caliente. Aproximadamente 40.000 personas carecen de hogar en España, una situación a la que la mayoría se ha visto abocada por dificultades económicas sobrevenidas al haber perdido el empleo y de la que les resulta verdaderamente difícil salir. Aunque su perfil dominante sea el de personas formadas procedentes de un entorno familiar sólido que hasta ahora llevaban una vida normal, sufren el estigma y la indiferencia de una sociedad que tiende a identificarles con drogadictos y delincuentes. La última encuesta del INE sobre centros y servicios de atención a personas sin hogar realizada en 2016 reveló que los centros de alojamiento acogieron en España a una media de 16.437 personas al día, por lo que cabe deducir que en torno a otras 23.500 durmieron cada noche al raso. Por su parte, Cáritas y FACIAM (Federación de Asociaciones y Centros de Ayuda a Marginados) han denunciado la existencia de 3,5 millones de casas vacías. Una paradoja que, afrontada con criterios de justicia y de humana dignidad, no debería costar mucho resolver. 20.000 de esas viviendas serían suficientes.

teenajero. (angl.). Adolescente que hace o vende tinajas. Diógenes de Sínope, un filósofo cínico griego que también vivía en la calle -aunque, en este caso, no obligado por las circunstancias sino por decisión propia y firme convicción-, eligió una tinaja volcada como única vivienda. Sus únicas pertenencias eran un bastón, que necesitaba para caminar, un manto para cubrirse y un zurrón, que contenía una escudilla para comer y un cuenco para beber. E incluso del zurrón se deshizo un día después de haber observado cómo un niño se comía sus lentejas con un trozo de pan y bebía de una fuente recogiendo el agua con las manos. En cierta ocasión le regalaron un farol, y como no sabía muy bien qué hacer con él (prefería estar a oscuras) lo empleó burlescamente al día siguiente para ver si encontraba algún verdadero hombre por las calles de Atenas. Por supuesto, ni aun así lo encontró.

teguccigalpense. Uno de Tegucigalpa que va de Gucci. En el extremo opuesto de aquellos que, como Diógenes, se desprendían de todo lo superfluo convirtiendo el desinterés por los bienes materiales y los placeres terrenales en inequívoca señal de virtud, se encuentran otros para quienes la vida resulta inconcebible sin lujos ni riquezas. Y ahí viene Gucci en su auxilio: Gucci Zapatillas Ace de piel: 495 €; Gucci zapatillas Flashtrek con cristales removibles: 1200 €; Gucci Botas Dragon: 2980 €... Para ir caminando con altura de miras por la vida y dejar huellas de marca.

telearaña. Sistema de televisión que genera una red de cadenas para, a través de la publicidad y la propaganda, atrapar la voluntad de la gente. De este modo se consigue condicionar lo que compran y lo que votan, o, dicho de otra manera, orientar sus decisiones económicas y políticas.

telesférico. Funicular que se emplea para dar la vuelta a la Tierra. Se resisten a subir quienes todavía defienden que la Tierra es plana. En honor a la verdad, ¿se les podría obligar a completar el viaje?

telfonear. Llamar por teléfono a un elfo. Como seres pertenecientes a la mitología escandinava, todavía utilizan un Nokia.

temórmetro. Instrumento para medir el grado de temor que flota en el ambiente. Su unidad de medida es la temoría. María Moliner definió el temor como un "miedo moderado", mientras que el DRAE acota su significado en los siguientes términos: "Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario". Como ni el temor ni el miedo precisan causas objetivas ni reales para aflorar, pueden ser interesadamente inducidos por quienes, ofreciendo a la vez la solución eficaz para combatirlo, hacen negocio con ello. Es el caso de la empresa Securitas Direct, cuyos anuncios -fundamentalmente de radio, por el poder atemorizante de la voz sin imagen, pero también con algunos ejemplos televisivos que parecen sacados de una película de terror- generan la percepción de que las posibilidades de robos y asaltos a nuestros hogares son mucho mayores e inminentes que las que se derivan de los datos estadísticos sobre seguridad que proporciona el Ministerio del Interior, los cuales revelan, muy al contrario, que desde 2011 los robos en domicilios han bajado casi un 50%. Bien está que, como cualquier empresa, Securitas Direct publicite sus alarmas, pero ¿qué derecho tienen a alarmarnos?     

temorstato. Aparato que sirve para mantener automáticamente en una vivienda un determinado grado de temor. Hasta el punto de conseguir que los que viven confortablemente en su casa puedan llegar a experimentar tanto o más miedo que los que, por una razón u otra, se vieron arrojados a la intemperie. @mundiario

El Ficcionario hace saltar paradojas y alarmas en Navidad
Comentarios