Buscar

MUNDIARIO

El pánico al contagio frena las operaciones en los hospitales de España

"Cuando empezamos a abrir tímidamente los quirófanos, hace casi un mes, el 75% de los pacientes nos decían que no, que preferían esperar", sostiene uno de los sanitarios.
El pánico al contagio frena las operaciones en los hospitales de España
Médicos en pabellón. / Pixabay
Médicos en pabellón. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

Tras la desescalada y la vuelta a la normalidad en los centros de salud, ahora los sanitarios deben surfear otro problema: el miedo al contagio que paraliza a los pacientes que deben ser intervenidos. En ese sentido, a día de hoy si el estado no es grave, si no es algo muy urgente, hasta el 60% de estos pacientes prefieren dejar pasar un poco de tiempo antes de entrar al quirófano.

Y es normal, con más de 27.127 muertos en España y aún cuadros de contagio en algunas comunidades como Madrid y Cataluña, los pacientes prefieren aguardar por el momento. “Cuando empezamos a abrir tímidamente los quirófanos, hace casi un mes, el 75% de los pacientes nos decían que no, que preferían esperar. Ese porcentaje ha ido bajando y ya estamos en el 40% o 50%”, argumenta el director asistencial del hospital del Mar (Barcelona), Julio Pascual.


También puede interesarte

La crisis sanitaria desnuda la incapacidad de España para elaborar vacunas humanas


La misma situación se registra el hospital Vall d’Hebron, según Rocío Cebrián, subdirectora asistencial también en la capital catalana. “Esa es una media. Los datos concretos dependen del tipo de intervención. Son menores en aquellas más graves y mucho más elevados en la cirugía mayor ambulatoria".

Paralelamente en Madrid, en el hospital Ramón y Cajal la cifra negativa se ubica en el 60%, la misma proporción que el de Talavera de la Reina en Toledo. En La Rioja, “un 22% de los pacientes pendientes de operar en lista de espera está rechazando hacerlo y pidiendo un aplazamiento”, argumenta el Gobierno regional.

En la Puerta de Hierro (Madrid) la desestimación es del 10%, mientras otros grandes centros como el Clínic (Barcelona) y el Gregorio Marañón (Madrid) califican de “anecdóticos” estos casos. Por su parte, Salvador Navarro, jefe del área quirúrgica del hospital Parc Taulí (Sabadell, Barcelona) esta situación requiere adoptar medidas de gestión para mitigar los efectos del rechazo de los pacientes a operarse.

Para algunos expertos es clave “recuperar la confianza del paciente”. Beatriz González López-Valcárcel, catedrática de Economía experta en la salud de la Universidad de Las Palmas, cree que “la confianza se gana cuando el paciente va al hospital y ve las medidas de seguridad implantadas, que son muchas”.

Julio Pascual, estima “si a la gente se le dice que no puede salir de casa porque el virus está ahí fuera, es difícil que confíe. Pero si ya puede salir a comer una paella, es más fácil que también piense que puede ir a operarse”, explica el director asistencial del hospital del Mar, situado junto a los populares restaurantes de las playas de Barcelona.

Los expertos también coinciden en que el rechazo de los pacientes está relacionado con la gravedad del cuadro clínico, pero también con la intensidad del mismo: no es lo mismo ir a una consulta externa que operarse.  Por otro lado, Sanidad del futuro también será más puntual. Se espaciarán las visitas para que los pacientes no pasen horas en la misma sala de espera, lo cual puede llegar a ser un ahorro. @mundiario