Palabras para la víctima número veintitrés: algunos hombres son buenos

Existen hombres que te respetan y que aprenden de ti. Existen hombres a los que interesas. Existen hombres que no pegan, que no insultan, que no asesinan. Sal corriendo, huye, denuncia.
Palabras para la víctima número veintitrés: algunos hombres son buenos

Un beso antes de que nos lleve el vientoPareja besándose

Algunos hombres son buenos. Hay hombres que te escuchan cuando necesitas echar fuera esas cosas que te preocupan y se te han quedado atravesadas en la garganta. Algunos hombres aman hasta el infinito y reparten abrazos y besos y caricias y derraman palabras dulces en los oídos de la mujer que aman. Algunos hombres comparten su vida y conviven en pareja y te esperan cuando llegas agotada del trabajo. Hay hombres que te piden que te pongas cómoda porque se les ha dado por prepararte una estupenda tortilla francesa para la cena. Hay hombres que trabajan como mulas para sacar a su familia adelante, que luchan para que sus hijos crezcan felices. Hay hombres que nunca permitirán que a su pareja le falte de nada. Existen hombres amables, cariñosos e inteligentes, a los cuales puedes pedir consejos sin temor a que se equivoquen. Hay hombres que te hacen el amor con amor. Hay hombres que se emocionan y que bromean. Hay hombres que piden perdón si es necesario. Hay hombres que te echan una manta encima si, durante la siesta, te has quedado dormida en el sofá. Hay hombres que te alientan, te estimulan y que se acuerdan de tu cumpleaños. Hay hombres que te animan a salir a la calle con ese vestido que no acaba de convencerte. Hay hombres para los cuales todos los días estarás bella. Hay hombres que conocen la palabra ternura. Hay hombres que preguntan porque no están seguros. Existen hombres que te respetan y que aprenden de ti. Existen hombres a los que interesas. Existen hombres que no pegan, que no insultan, que no asesinan. Hay hombres que nunca te llamarán “puta”, ni te obligarán a hacer cosas que no quieres. Hay hombres que detestan a esos otros que se hacen llamar hombres. Esos hombres existen. Te lo digo a ti que podrías ser la víctima número veintitrés de este año. Sal corriendo, huye, denuncia. Haz acopio de todo el valor que necesitas. Apóyate en las personas que te quieren ayudar. No tengas miedo. La vida te está esperando.

(Nota de la autora: ayer escribí un artículo en el que hablaba de este mismo tema, lo sé. Hoy me he levantado con la terrible noticia de que una nueva mujer, por cuarto día consecutivo en esta semana, ha sido asesinada).

Palabras para la víctima número veintitrés: algunos hombres son buenos
Comentarios