Buscar

MUNDIARIO

Los padres que murieron para salvar la vida de su bebé en El Paso

El bebé que solo tuvo heridas leves y ha quedado al cuidado de los familiares de las víctimas junto a sus dos hermanos mayores.

Los padres que murieron para salvar la vida de su bebé en El Paso
Jordan y Andre Anchondo, víctimas del tiroteo de El Paso. / RR SS.
Jordan y Andre Anchondo, víctimas del tiroteo de El Paso. / RR SS.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Entre los 22 fallecidos del tiroteo de El Paso se encontraban Jordan y Andre Anchondo, quienes visitaban Walmart junto a su bebé de dos meses. La pareja terminó siendo blanco del joven blanco armado con un rifle de asalto que comenzó a disparar a la gente, pero el bebé logró salvarse gracias a que sus padres se interpusieron para que las balas no le lastimaran.

El bebé solo tuvo heridas menores, dos dedos fracturados, provocadas por el peso del cuerpo de su madre al caer sobre él. La pareja tenía tres niños y venía de dejar a la mayor en un entrenamiento, mientras que ellos se dirigieron al supermercado para poder comprar los materiales escolares para el nuevo curso escolar.

“Me dijeron que mi hermano intentó detener al atacante y lo hirió”, aseguró Gilberto "Tito" Anchondo, hermano mayor de Andre, a la BBC. “Estoy triste y molesto por todo. Pero siempre recordaré a mi hermano como alguien que dio su vida para salvar a su esposa y posiblemente a otra gente. Actuó de forma heroica”.

Andre había dejado la empresa familiar para establecer su propio negocio, una compañía de venta de piedra y granito para la construcción; mientras que su esposa Jordan se dedicaba a criar a sus hijos. Anchondo aseguró al medio que la familia se encuentra cuidando a los niños de la pareja e intentan sobrellevar lo sucedido.

El día ha sido declarado como uno de los más mortíferos en la historia del El Paso, y el único señalado hasta los momentos es Patrick Crusius, de 21 años, que en estos momentos se encuentra detenido a la espera de que se le imputen todos los cargos. En menos de 24 horas después de los sucedido en Texas, la ciudad de Dayton, Ohio, fue el escenario de otro escenario similar y donde se registraron nueve víctimas mortales. @mundiario