Buscar

MUNDIARIO

Un arreglo judicial libra de cárcel al "Obama gallego", pese a su historial

Con varias causas pendientes por graves delitos, incluidos violentos enfrentamientos con otros clanes rivales, Sinaí Giménez evidencia el control gitano de los mercadillos de Pontevedra.

Un arreglo judicial libra de cárcel al "Obama gallego", pese a su historial
Sinaí Giménez en una de sus múltiples detenciones.
Sinaí Giménez en una de sus múltiples detenciones.

Con varios procesos pendientes, incluida una reciente detención con tres kilos de hachis, el que se denomina “Rey de los Gitanos de Galicia”, miembro del conocido como “clan de los Morones”, una de las familias gitanas mejor conocidas por sus actividades al margen de la Ley, Sinaí Giménez, acaba de volver a librarse de la cárcel, que ya conoce por anteriores estancias, gracias a un sorprendente apaño judicial. Sinaí, que se autollamaba “El Obama gallego”, llegó incluso a concurrir a las elecciones municipales en Vigo con bien escaso éxito.

Cualquier persona que conozca el permanente conflicto de la venta ambulante en la provincia de Pontevedra y el historial de algunos de los personajes de este mundillo, que no son solo el clan de los “Morones” el de los “Zamoranos”, sino que engloba a otros vendedores e incluso a los recién llegados senegaleses, no tendrá la menor duda de que la solución judicial a la reyerta ocurrida en el mercadillo de Cangas en 2015 ha dejado el conflicto intacto, o sea, que es un cierre en falso, adobado por la impunidad de las conductas gravemente delictivas de varios de los implicados que no son, precisamente, ciudadanos ejemplares.

Tal es que los propios abogados que intervienen en el pacto judicial dudan que la paz sea definitiva. La benévola reforma del Código Penal permite arreglos como éste, de modo que la gravedad de los delitos cometidos se diluye sin que el principal inculpado, autodenominado  ‘Rey de los gitanos’ de Galicia, Sinaí Giménez, con otros tres procesos pendientes, haya de ir a la cárcel.

Que les pregunten a otros vendedores no gitanos o a los senegaleses lo que ha ocurrido y ocurre en los mercadillos. No es un problema de clanes gitanos o de gitanos y mercheros. Hablamos de una comunidad que se rige por la ley gitana en sus lances, como otra vez emerge en este caso, al someter el acuerdo a la “sanción” del propio consejo tribal de estos ciudadanos.

La Fiscalía solicitaba inicialmente penas que sumaban los 35 años de cárcel, casi la mitad para Sinaí Giménez, 14 años en concreto; para su hermana Consuelo 10 años y 6 meses, y 3 años y 6 meses para Enrique L., Javier D. y José Luis J., los tres  ‘Zamoranos’. Pero todo queda en nada. ¿Estaba desquiciado el fiscal? No, claro que no.

sinai-gimenez [640x480]

Sinai Giménez, tras una de sus peleas.

El abogado de los “zamoranos”, que se han llevado la peor parte de este proceso, incluido un temporal destierro, ha resumido mejor que nadie la falsedad de la solución que se nos presenta. No está satisfecho, como nadie puede estarlo, de este apaño que no es otra cosa que una temporal tregua. El asunto del control de los mercadillos va más allá y tiene otros factores de riesgo e implicados. Los “Morones” salen muy bien parados. De todos modos, su abogado no es menos explícito tras el arreglo. Esto es un arreglo, no es la paz y añadió “se logre o no es otra cuestión”.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Cangas acordó recientemente librar oficios para que se investigasen hasta 33 cuentas bancarias que están a nombre de la familia del clan gitano de los “Morones”, a instancias de la Agencia Tributaria. En el listado de peticiones aparecen los nombres de Sinaí Giménez, de Marino Giménez y de Samuel Giménez, así como el de la mujer de Sinaí Giménez, Camacho Monteiro Maía, de Miguel Valverde Benedicto (apodado el secretario de Sinaí Giménez), la madre de Sinaí Giménez, Flora Jiménez Gabarry y de las cooperativas Rias Lachan Galicia y Asociación del Pueblo Gitano.

Con ocasión de su última detención los hermanos de Sinai no tuvieron problemas para depositar una fianza de 50.000 euros para su puesta en libertad. Hace apenas mes y medio, la Guardia Civil detenía en Salamanca a Sinaí Giménez y al secretario de la Sociedad Gitana de Galicia cuando viajaban, a la altura de Arapiles, en Salamanca, en un vehículo en cuyo doble fondo escondían tres kilos de hachís. Pero de momento sigue en libertad. Hasta la próxima.

Sinaí Giménez quiso ser concejal.

Sinaí Giménez quiso ser concejal.

Todo está pendiente de otra investigación judicial por parte de un juzgado de Cangas, que le atribuye (a él, a sus padres, hermanos y otros familiares) los supuestos delitos de amenazas, coacciones, blanqueo de capitales, entre otros. En ese caso, el proceso se abrió por la supuesta extorsión a otros vendedores de mercadillo, así como otros incidentes. Además de estas causas pendientes, Sinaí Giménez, que también fue candidato a la alcaldía de Vigo hace cuatro años (se hacía llamar 'el Obama gallego'), fue condenado el año pasado a 2 años y 9 meses de cárcel por un altercado con otros feriantes en el mercadillo de Redondela. @mundiario