Buscar

MUNDIARIO

Una plaga de langostas amenaza con una crisis alimentaria en la zona este de África

Solo medio millón de estos animales es capaz de comerse en un solo día el peso en comida equivalente a diez elefantes, 25 camellos o 2.500 personas, así como destruir 200 toneladas de vegetación.
Una plaga de langostas amenaza con una crisis alimentaria en la zona este de África

   MADRID, 29 (EUROPA PRESS)
   La plaga de langostas que afecta en la actualidad a Etiopía, Kenia y Somalia amenaza con invadir Uganda y Sudán del Sur y provocar una crisis alimentaria a gran escala en la zona este de África, donde el volumen de insectos podría multiplicarse por 500 antes de junio si no se toman medidas, ha advertido la ONG Oxfam.
   Una plaga de este calibre puede llegar a albergar hasta 150 millones de langostas por kilómetro cuadrado. Solo medio millón de estos animales equivale ya una tonelada y es capaz de comerse en un solo día el peso en comida equivalente a diez elefantes, 25 camellos o 2.500 personas, así como destruir 200 toneladas de vegetación.
   La directora de Oxfam para la región, Lydia Zigomo, ha advertido de que la sucesión de sequías e inundaciones ha afectado gravemente a la seguridad alimentaria, lo que ha dejado ya a 25,5 millones de personas en situación de desnutrición. Zigomo ha llamado a tomar medidas "rápidamente" para salvar en la medida de lo posible la próxima temporada de cosecha, entre marzo y julio.
   La responsable de la ONG ha citado el caso de Etiopía, que vive desde 2015 en una "continua sequía" y que recientemente ha sufrido también el impacto de las inundaciones. Los expertos estiman que las langostas han destruido desde noviembre cientos de kilómetros cuadrados de vegetación en las regiones de Amhara y Tigray.
   "El ciclón de principios de diciembre aumentó la presencia de langostas. Las autoridades locales están respondiendo a la situación, pero necesitan más ayuda", ha subrayado Zigomo. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que Etiopía, Kenia y Somalia precisan de 70 millones de dólares para contener la plaga.
   Oxfam ha elaborado planes para ayudar a la población damnificada, por ejemplo mediante la entrega de dinero en efectivo, a ganaderos o agricultores que han visto peligrar su economía de subsistencia, "para que puedan comprar comida y pienso para su ganado".
MADRID, 29 (EUROPA PRESS) La plaga de langostas que afecta en la actualidad a Etiopía, Kenia y Somalia amenaza con invadir Uganda y Sudán del Sur y provocar una crisis alimentaria a gran escala en la zona este de África, donde el volumen de insectos podría multiplicarse por 500 antes de junio si no se toman medidas, ha advertido la ONG Oxfam. Una plaga de este calibre puede llegar a albergar hasta 150 millones de langostas por kilómetro cuadrado. Solo medio millón de estos animales equivale ya una tonelada y es capaz de comerse en un solo día el peso en comida equivalente a diez elefantes, 25 camellos o 2.500 personas, así como destruir 200 toneladas de vegetación. La directora de Oxfam para la región, Lydia Zigomo, ha advertido de que la sucesión de sequías e inundaciones ha afectado gravemente a la seguridad alimentaria, lo que ha dejado ya a 25,5 millones de personas en situación de desnutrición. Zigomo ha llamado a tomar medidas "rápidamente" para salvar en la medida de lo posible la próxima temporada de cosecha, entre marzo y julio. La responsable de la ONG ha citado el caso de Etiopía, que vive desde 2015 en una "continua sequía" y que recientemente ha sufrido también el impacto de las inundaciones. Los expertos estiman que las langostas han destruido desde noviembre cientos de kilómetros cuadrados de vegetación en las regiones de Amhara y Tigray. "El ciclón de principios de diciembre aumentó la presencia de langostas. Las autoridades locales están respondiendo a la situación, pero necesitan más ayuda", ha subrayado Zigomo. La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que Etiopía, Kenia y Somalia precisan de 70 millones de dólares para contener la plaga. Oxfam ha elaborado planes para ayudar a la población damnificada, por ejemplo mediante la entrega de dinero en efectivo, a ganaderos o agricultores que han visto peligrar su economía de subsistencia, "para que puedan comprar comida y pienso para su ganado".

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Solo medio millón de estos animales es capaz de comerse en un solo día el peso en comida equivalente a diez elefantes, 25 camellos o 2.500 personas, así como destruir 200 toneladas de vegetación.

Esta plaga de langostas que afecta en la actualidad a Etiopía, Kenia y Somalia amenaza con invadir Uganda y Sudán del Sur y provocar una crisis alimentaria a gran escala en la zona este de África, donde el volumen de insectos podría multiplicarse por 500 antes de junio si no se toman medidas, ha advertido la ONG Oxfam. Además, una plaga de este calibre puede llegar a albergar hasta 150 millones de langostas por kilómetro cuadrado.

La directora de Oxfam para la región, Lydia Zigomo, ha advertido de que la sucesión de sequías e inundaciones ha afectado gravemente a la seguridad alimentaria, lo que ha dejado ya a 25,5 millones de personas en situación de desnutrición. Zigomo ha llamado a tomar medidas "rápidamente" para salvar en la medida de lo posible la próxima temporada de cosecha, entre marzo y julio.

La responsable de la ONG ha citado el caso de Etiopía, que vive desde 2015 en una "continua sequía" y que recientemente ha sufrido también el impacto de las inundaciones. Los expertos estiman que las langostas han destruido desde noviembre cientos de kilómetros cuadrados de vegetación en las regiones de Amhara y Tigray. "El ciclón de principios de diciembre aumentó la presencia de langostas. Las autoridades locales están respondiendo a la situación, pero necesitan más ayuda", ha subrayado Zigomo.

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que Etiopía, Kenia y Somalia precisan de 70 millones de dólares para contener la plaga. @mundiario